Hemos tenido la inmensa suerte de contar con la asistencia del servicio hospitalario a domicilio para nuestro marido y padre en sus últimos días de vida. Desde aquí queremos rendir homenaje y resaltar el maravilloso trabajo que HADO realiza con exquisita seriedad y cariño, aportando serenidad, no solo al enfermo, sino también a su familia, y salvaguardando en todo momento la dignidad de la persona a la que atienden. Hemos sido testigos de cómo Manolo se sentía cuidado y entendido, lo cual le expresó a la médica Isabel Pérez con un sentido “eres encantadora”.

La familia nos hemos sentido acompañados, aconsejados y protegidos en esos momentos tan difíciles. ¡Muchas gracias a HADO, a la doctora Isabel Pérez y a las enfermeras que han asistido al cuidado de Manolo! ¡Ojalá todo el mundo pudiese tener una atención así en un momento tan especialmente importante! Hacemos un llamamiento para que se pongan los medios humanos y económicos que hagan eso posible. ¡Gracias a HADO y a todos sus miembros!

También queremos agradecer la estupenda labor del servicio de Oncología del CHUO, en especial a las doctoras Mercedes Salgado y Ana Fernández Montes, al doctor David Ron Arias, así como a la psicóloga Nuria Seijas Fernández.

* Familia de Manuel Silva Iglesias