La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras detuvo a siete personas en el marco de una operación policial por presunto delito de falsedad documental. Seis de los detenidos, tienen entre 32 y 58 años, y quedaron en libertad tras prestar declaración en la Comisaría de Policía de Ourense. El séptimo, el cabecilla de 27 años, fue puesto a disposición judicial quedando en libertad y al que se le imputan los delitos de falsedad documetnal y deslealtad profesional al valerse de su actividad como profesional en una gestoría para falsear esos expedientes.

El profesional se valía de sus conocimientos y su actividad para facilitar documentación fraudulenta a diversas personas, en unos casos para regularizar su situación en España y, en otros casos, para que se pudiesen conseguir prestaciones por desempleo que no les correspondían. Todos ellos, están a la espera de juicio.