Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “mural das pioneiras” del CEIP A Ponte, una pared para reivindicar el feminismo

El ANPA tomó la iniciativa y el artista pontino Camilo Dasilva le dio forma dibujando a la primera futbolista, la primera pedagoga, la primera astrónoma y la primera gaiteira

El mural de Camilo González, a iniciativa del ANPA del CEIP A Ponte, en una pared del centro educativo. | // FERNANDO CASANOVA

La coruñesa María Barbeito fue la primera pedagoga. La carballiñesa Antonia Ferrín una una matemática y profesora que abrió camino en el mundo de la astronomía, siendo la primera estudiosa en dicho ámbito. La también coruñesa Irene González se convirtió en la primera jugadora gallega y española federada de la historia. Con la gaita bajo el brazo, la ourensana Aurea Rodríguez está considerada como la primera mujer gaiteira, al menos, de forma documental y fue una de las líderes del grupo de gaitas de Os Maravillas de Muntián.

El “mural das pioneiras” del CEIP A Ponte, una pared para reivindicar el feminismo

Las cuatro caras de estas mujeres, con sus elementos significativos, están dibujados en una pared del centro educativo de A Ponte, bajo el nombre “mural das pioneiras”.

Diego González, representante de los progenitores, señala que “este mural surgió porque teníamos una pared que era un muro de contención que estaba sin humanizar y desde el ANPA decidimos tomar la iniciativa y proponer algo para darle un uso pedagógico y fue cuando contactados con Camilo, que también es pontino, para transmitirle nuestra idea y que él la llevara a la práctica”.

El proyecto, financiado por el Concello de Ourense, simboliza “el viaje que los y las estudiantes van a hacer en el tren del CEIP A Ponte durante su escolarización en el centro, con paradas llenas de valores como la libertad, la justicia social, la identidad, la cultura, la diversidad o el feminismo que son indispensables en su formación”.

El creador supo plasmar a la perfección la idea de los progenitores para realizar un mural que le llevó cuatro días y donde se ven diferentes colores y también detalles en los que la ANPA quería hacer especial atención. El barrio pontino siempre estuvo asociado a la estación ferroviaria que fue una de las locomotoras del antiguo Canedo y ahora lo es de la capital ourensana en su conjunto, más todavía con la llegada del AVE Gallego.

El tren no podía faltar y además simboliza el camino que tienen que hacer los y las escolares en el centro educativo. Hablar de A Ponte, y de Ourense, también es hacerlo de las termas públicas y del agua termal que también está reflejada en una pared de grandes dimensiones que se muestra más humana y sobre todo más feminista.

Diego González explica que “las personas que lo vean, y más concretamente, el estudiantado verá como hay valores como la igualdad, la superación, el esfuerzo o la justicia social que se ven representados en este mural, porque son mujeres que lucharon por hacerse un camino y hacer ver sus dotes en diferentes áreas de trabajo, cuando no había ninguna referente. Enseñaron el camino a muchas y muchos”.

El proyecto identifica los símbolos del barrio pero además adecenta el espacio, dándole un valor más humano y reivindicando las obras de arte de profesionales del mundo del grafiti, en comparación con el vandalismo que se produce en otras muchas paredes del barrio y de la ciudad.

Ellas fueron pioneras y marcaron el camino en muchas disciplinas. Ahora guiarán a los y las estudiantes para darles valores, para crecer en una sociedad respetuosa y más igualitaria. La iniciativa que surgió hace unos cuatro meses puede verse ya acabada desde el pasado sábado y ayer, en la primera jornada lectiva escolar, los y las estudiantes ya pudieron ver a las cuatro mujeres pioneras que ilustran una de las paredes de su centro.

Compartir el artículo

stats