Cuatro años de cárcel pide la Fiscalía para un acusado de atracar con una pistola de aire comprimido, que parecía real, a tres personas –una pareja y una menor– en un coche estacionado. Tocó la ventanilla, se la bajaron y exigió la cartera, apuntando.