El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 de Ourense ha estimado parcialmente el recurso presentado por cuatro ediles del PSOE contra la aprobación definitiva del expediente de modificación de crédito por el que se liberaron 62,6 millones de euros del remanente de Tesorería para inversión en obras y servicios. La sentencia, conocida este viernes pero con fecha del 20 de mayo, ordena retrotraer las actuaciones y realizar la exposición pública por un plazo de 15 días para, una vez transcurridos, someter al pleno las posibles reclamaciones que se presenten.

La modificación presupuestaria se aprobó el 14 de julio después de que el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, sometiese a pleno una cuestión de confianza vinculada a esta iniciativa. La propuesta fue rechazadalo, lo que abrió el plazo de un mes para presentar una moción de censura con un candidato alternativo a tomar el mando del gobierno local. No prosperó ninguna iniciativa y, concluido ese período, el Concello dio por aprobada de forma definitiva la modificación.

Esta decisión provocó la reacción del BNG, que presentó un recurso de reposición ante la Subdelegación del Gobierno y la Dirección Xeral de la Administración Local de la Xunta, y del PSOE, que acudió a la vía judicial.

En la sentencia, que recoge en parte los argumentos de los socialitas, el magistrado apunta que “la cuestión no es jurídicamente sencilla”, y que el tenor literal de la ley “ofrece dudas”. Admite que “la posición del Concello es razonable y está debidamente razonada”, pero señala que existe una sentencia del Tribunal Supremo en sentido contrario en un caso similar a este, aunque “no constituye jurisprudencia al no haber sido reiterada en sentencias posteriores”.

En base a esta doctrina, recoge la sentencia, “podemos llegar a la conclusión de que tras el transcurso del plazo sin presentación de moción de censura estaríamos ante una aprobación inicial de la modificación, tras la cual, restaría tan solo la exposición pública durante 15 días hábiles y el posterior examen de las reclamaciones presentadas por parte del pleno, admitiendo o rechazando las mismas”.

Decide, por lo tanto estimar parcialmente el recurso del PSOE sin descartar que “en un futuro” la doctrina del alto tribunal “pueda cambiar” o que incluso el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) “pueda llegar a una solución diferente”.

El Concello de Ourense anunció ayer que recurrirá esta resolución, mientras el portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino anunció que su grupo pedirá la ejecución provisional de esta decisión judicial para que “nadie se salte ni la legalidad ni la democracia”. Censuró nuevamente que el gobierno de Jácome, en coalición con el PP, emplease en el pleno el pasado verano “un rodillo para llevar a cabo sus políticas sin permitir que se pronunciase la ciudadanía”.

Por su parte, el portavoz municipal del BNG, Luís Seara, considera que la sentencia “confirma los argumentos que desde el principio defendió” su grupo. Para el edil nacionalista, el fallo prueba que el de Jácome es “un gobierno de trileros, que vulnera la legalidad a sabiendas y que pretende limitar y hurtar competencias al pleno y a los legítimos representantes de la vecindad”.

Precisamente ayer, Jácome convocó a los grupos políticos a una reunión el lunes para explicarles la propuesta de modificación de crédito por 45,2 millones de euros que llevará al pleno del viernes, y para la que no descarta una cuestión de confianza si no logra la aprobación.

Por otro lado, la junta de gobierno local aprobó este viernes la oferta de empleo público extraordinaria para la estabilización del emplego temporal del Concello.