Un ourensano de 46 años acepta 2 años de cárcel por un delito de robo con intimidación, en grado de tentativa, con las agravantes de disfraz y reincidencia, y la atenuante de drogadicción. La tarde del 15 de noviembre de 2019 entró en un bazar de Ourense usando una bufanda para taparse la cara. Se dirigió a la empleada y le exigió el dinero. Cuando ella le dijo que no tenía, apuntó su navaja hacia ella y se lo reclamó de nuevo. La víctima pidió socorro a gritos y el atracador huyó del establecimiento. El consumo de sustancias estupefacientes afectaba gravemente a su capacidad, aceptan las partes.