Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello se protege contra los ciberataques

Casi 400.000 euros aportados por el Gobierno central, permitirán instalar programas “muro” contra posibles amenazas a la información digitalizada | El jefe de sistemas afirma que “se trata de prepararse para minimizar daños”

Oficinas del Concello de Ourense. | // FERNANDO CASANOVA

Avanzar en la digitalización del funcionamiento de los distintos servicios del Concello, blindar sus sistemas para protegerse ante ciberataques y facilitar el trabajo a aquellos funcionarios que se han acogido al sistema de teletrabajo y tienen su oficina municipal en casa.

Son tres de las mejoras que podrá llevar a cabo el Concello de Ourense con ayuda de las tres subvenciones, por un importe total de casi 400.000 euros, que le ha concedido el Gobierno central a través del Ministerio de Política Territorial, para desarrollar proyectos de modernización y digitalización de esta administración local.

Jorge Villar, jefe del servicio de sistemas de información del Concello, explica que estas ayudas van dirigidas a tres líneas en las que ya estaba trabajando el equipo que él mismo coordina y de ahí que el ministerio haya facilitado la concesión de estas ayudas.

Las subvenciones concedidas por el Gobierno central, van destinadas al programa Next GOu de mejora de la ciberseguridad en el Concello de Ourense, con un presupuesto total de 199.373 euros. También para el Next GOu, módulos Cividas, que permitirá conectarse al Concello, con servicios comunes de la administración pública por vía electrónica, y para el que se ha concedido una partida total de 133.100 euros.

Finalmente, la tercera línea de ayuda es para el Next GOu, destinado a equipamientos para el trabajo y la movilidad del Ayuntamiento de Ourense, con un presupuesto total de 61.639 euros. “Este apartado permitirá la compra de ordenadores para teletrabajo de los funcionarios que pueden acogerse a esa modalidad, y que ya habían sido adquiridos por el gobierno local”, indica Jorge Villar, responsable municipal de Sistemas de Información.

“Hay que minimizar daños”

La subvención para el programa de mejora de ciberseguridad del Concello permitirá adquirir sistemas firewall, también llamados cortafuegos, que son para proteger las redes de intrusiones o ataques, bloqueándoles el acceso.

“Lo presentamos como proyecto y el ministerio lo ha aceptado; son herramientas diferentes a los antivirus, para detectar las amenazas y luego también tecnologías EDR o NDR porque evitar un ciberataque hoy en día es muy difícil, pero se trata al menos de minimizar los daños, porque si entran en los sistemas del Concello te destrozan la vida”, indica Jorge Villar.

“Ahora mismo, las amenazas modernas están chequeando constantemente”, indica el técnico, para buscar ese punto flaco que puede desbaratar una administración, en este caso cuyos documentos y funcionamiento está practica mente digitalizado.

Por otro lado, la subvención que aporta el Gobierno central para los módulos Cividas, permitirá conectar servicios comunes de la administración electrónica en el Concello de Ourense. Cividas es un programa que engloba un conjunto de soluciones dirigidas a la Administración Pública, cuyo fin último es la introducción de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación entre las administraciones, optimizando su interacción con el ciudadano.

Según Jorge Villar, este gestor de expedientes se integra con otras plataformas existente, como la de interrelación de datos, el SIR, o Habilita. “En estos momentos hemos dado de alta y licitamos diez, lo que permite, por ejemplo, consultar datos de la Xunta, catastro, policial, siempre que tengamos la autorización para hacerlo”. Eso facilita la gestión no solo de la propia administración, sino que agiliza la respuesta al ciudadano. “Una información sensible, por lo que está controlada por ley, el acceso es restringido y queda siempre constancia de quién accede a ella”.

Un ‘hacker’ entró en 2019 en la red de la Diputación y se apropió de 150.000 euros

Potenciar la ciberseguridad del Concello es uno de los puntos cruciales de estas ayudas estatales. “Si acceden al sistema los daños a la administración serían enormes, de ahí que estos medios sean para minimizar el posible impacto”, explica Jorge Villar. No sería un hecho aislado. A finales de 2019 la propia Diputación de Ourense sufrió el ataque de un hacker que consiguió apropiarse de 150.000 euros, que esa administración provincial tenía previsto repartir en subvenciones. El pazo provincial contrató a una empresa especializada en ciberseguridad e impartió además cursos a sus funcionarios.

Compartir el artículo

stats