Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llamadas a última hora que urgen pagos, uno de los últimos fraudes dirigidos a empresas

Una de cada 54 mercantiles españolas sufrió ciberdelincuencia en el primer trimestre y en 2021 se neutralizaron más de 10.000 ataques. Policía y CEO previenen en Ourense

Los agentes Araújo y Mosquera, con la presidenta de la CEO, Marisol Nóvoa, antes de la charla. IÑAKI OSORIO

La ciberdelincuencia aumenta y en el punto de mira de los autores están ciudadanos y empresas. Una de cada 54 mercantiles españolas sufrió esta modalidad delictiva en el primer trimestre de 2022, y en 2021 se neutralizaron más de 10.000 ataques. Con este contexto y con el objetivo de reforzar la prevención para evitar fraudes que pueden comprometer incluso la supervivencia de algunos autónomos y sociedades, la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) y la comisaría de Ourense de la Policía organizaron ayer una jornada formativa.

“Para prevenir es clave el sentido común, primero. A nivel técnico, tener actualizados los programas y los dispositivos. Es importante fomentar la cultura de seguridad en los trabajadores para que se mantengan formados y atentos"

decoration

La charla sobre ciberseguridad fue impartida por el policía Antonio Mosquera, del área de Participación Ciudadana y experto en delitos informáticos, así como por el nuevo responsable del grupo de la comisaría que lucha contra la ciberdelincuencia, el inspector jefe José Manuel Araújo.

Los agentes incidieron en la seguridad como una pieza clave en la digitalización, que las empresas han incrementado a raíz de la pandemia –con más teletrabajo y comunicaciones a distancia–, así como los métodos de protección ante fenómenos como la extorsión a través del WhatsApp y otros ciberdelitos frecuentes.

Según la estadística de acceso público de la Secretaría de Estado de Seguridad, en 2020 se registraron 1.533 infracciones penales en la provincia relacionadas con la ciberdelincuencia, de las cuales 1.308, el 85,3%, fueron fraudes informáticos, la principal amenaza.

El aumento del total de estos hechos se sitúa en un 266% en la provincia desde 2017 –se cometieron 419 hechos– a 2020. Entre 2019 y 2020 los casos subieron un 57,2%, después de que ya se hubiera duplicado la cifra de 2018 a 2019: de 636 a 1.130 ciberdelitos conocidos en la provincia.

“Se están detectando muchos casos de ataques fraudulentos en los que se pide dinero para poder recuperar los datos, o actualizar por correo la información bancaria o desbloquear una tarjeta. Hay que estar al loro para no picar. Con la pandemia hubo un aumento de estos hechos debido a una mayor digitalización. Intentamos dar a conocer estos tipos de ataques, para evitarlos, e incidir en cómo protegerse con diferentes herramientas”, indica Marisol Nóvoa, la presidenta de la CEO, que representa en la provincia a 320 colectivos entre asociados directos y asociaciones, y en total, a unas 8.000 mercantiles.

Policías y presidenta de la CEO, con otros asistentes a la jornada formativa. INAKI OSORIO

El ‘ransomware’ es habitual

El estudio sobre la cibercriminalidad en España, relativo a 2020 y publicado por la Secretaría de Estado de Seguridad, indica que “relacionado con los avances tecnológicos, una de las técnicas más habituales que están usando los ciberdelincuentes contra las empresas es el uso de ransomware”, que exige el pago de una cantidad para, o bien no desvelar secretos empresariales, o bien no tener “secuestrada” la actividad normal.

La Policía está detectando en los últimos tiempos, también en Ourense, una estafa por teléfono: llamadas a última hora de la jornada, para intentar aprovechar que el gerente ya no está, urgiendo al trabajador que contesta pagos rápidos sobre deudas relacionadas con el ámbito de dicha empresa.

“Para prevenir es clave el sentido común, primero. Después, a nivel técnico, mantener actualizados todos los programas y los dispositivos que se acoplan a los ordenadores. Es importante fomentar la cultura de seguridad en los trabajadores para que se mantengan formados y atentos”, subraya el policía Antonio Mosquera.

Compartir el artículo

stats