Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tributo al sacerdocio ourensano

El obispo, ayer, con algunos de los párrocos durante el acto homenaje. | // IÑAKI OSORIO

En un contexto de desierto vocacional y relevo de sacerdotes para la iglesia, hay curas inquebrantables en cuestión de fe, que suman ya hasta 60 años ininterrumpidos en el sacerdocio en la diócesis. Ayer era su fiesta, el día de San Juan de Ávila, patrón del clero, y 13 sacerdotes de Ourense celebraban sus bodas de oro y plata, es decir cumplen en 2022 los 60, 50 y 25 años de su ordenación sacerdotal.

El acto central fue una misa celebrada en el Seminario Mayor de Ourense, y oficiada por el obispo de la diócesis, Leonardo Lemos Montanet. Entre los “veteranos” del sacerdocio en la diócesis, estaban ayer 5 curas que cumplen 60 años en ese ministerio, como Gerardo Cid párroco emérito de Santa Mariña de Congostro, Germán Moure, párroco emérito e Santa María do Campo, así como el canónigo de la Catedral José Ramón Estévez; Ángel Fernández, párroco de San Salvador de Noalla y Benito Gómez, párroco Celanova.

Celebraban 50 años como sacerdotes, ahí es nada, José Luis Forneiro, párroco emérito de Santa Baia de Parderrubias; José Gallego, párroco de Santa Ana do Pino y Francisco Rúa, párroco de Santa Cristina de Vilariño.

Finalmente Alberto Diéguez, párroco de A Inmaculada; José Luis Fernández, Defensor del Vínculo; José Benito Otero, párroco de la UaP de Ribadavia; José Villabril, párroco de San Martiño de A Mezquita, y José Ramón Villar, párroco de San Benito de O Rabiño cumplían sus 25 años como sacerdotes.

Compartir el artículo

stats