Por primera vez en la historia de la Asociación Europea de Ciudades Históricas Termales (EHTTA), un presidente duplicará su vigencia al pasar de dos a cuatro años, 2022 a 2026. Se trata del presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, que ayer fue reelegido por unanimidad en la asamblea general que la red termal celebró en la localidad catalana de Caldes de Montbui.

Baltar expresó su “agradecimiento y satisfacción por esta decisión unánime, consecuencia directa del trabajo realizado desde que fui elegido presidente por primera vez”, en octubre de 2019 en la ciudad belga de Spa, ocupando hasta entonces la vicepresidencia de la asociación, a la que accedió dos años antes en la asamblea celebrada en Loutraki (Grecia).

Subrayó que su nueva etapa comienza “en un momento crucial, con la vista puesta en la pospandemia y en el impulso a la promoción de los lugares y ciudades con balnearios”. Nuevas oportunidades “fruto de las sinergias y el trabajo en red de las 18 naciones que conformamos esta asociación, pero también de las nuevas oportunidades que nos ofrecen las alianzas con otros continentes y nuestra condición de Itinerario Cultural del Consejo de Europa”. Apunta Baltar que todos estos factores le motivan a seguir trabajando con mayor ilusión, pero sobre todo por el “plus de visibilidad termal en el exterior que supone para Ourense” y que se multiplicará este año con la organización del Congreso Internacional de Turismo Termal, del 27 al 29 de septiembre, “consecuencia directa de la presidencia de la asociación”.

Ya son doce los socios que confirmaron su apoyo a esta cita, entre ellos la Diputación de Ourense, Inorde, Concello, Xunta y Gobierno central por lo que respecta a España. Se prevé que tenga lugar en el propio Pazo Provincial, dada su futura transformación en un hotel balneario de referencia en Europa, el Teatro Principal de la ciudad y Expourense.

En esta asamblea también fue reelegida por cuatro años como miembro del consejo ejecutivo la Eurocidade Chaves-Verín.