Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro que habla abiertamente de la sexualidad: "Falta educación sexual"

El servicio de planificación familiar de Ourense lleva desde 1984 asesorando sobre métodos de anticoncepción y abortos. Nota un repunte de las ETS

El equipo de profesionales del Centro de Orientación Familiar, ubicado en el centro de salud Nóvoa Santos. INAKI OSORIO

“La media de edad de las relaciones sexuales está entre los 16 o 17 años y hay casos que se producen antes, pero un menor que viene al centro de orientación a informarse o buscar métodos de anticoncepción es una persona madura que viene aquí para saber qué métodos hay y con el fin de protegerse ante enfermedades de transmisión sexual”, dice la trabajadora social, Celsa Perdiz, que es una de las profesionales del Centro de Orientación Familiar, (COF) ubicado en el Nóvoa Santos desde 1984.

Ella lleva 37 años asesorando sobre los métodos de anticoncepción y también sobre las interrupciones temporales de embarazo, que en Galicia desde el año 2019 rondan las 300.

Elena Borrajo es la ginecóloga del servicio y dice que “hay más facilidad para hablar de sexualidad entre las generaciones de ahora que las de antes, el aborto dejó de ser un tema tabú y ahora es más fácil hablar de ello. Hubo un avance en la sociedad y ese sentimiento de culpa que había antes, parece que va desapareciendo y se toma con más naturalidad”.

El aborto es libre hasta las 14 semanas de embarazo y los protocolos marcan el proceso asistencial que el COF ejecuta en caso de voluntad de interrupción. Celsa argumenta que “la decisión es personal, nosotras no tomamos parte, solamente le aportamos la información que necesita y también todo sobre el proceso. Depende del tiempo de embarazo hay diferentes métodos de interrupción y hacemos un seguimiento y acompañamiento desde el inicio del procedimiento al final”.

Elena añade que “todo es un proceso que empieza en la primera visita, después hay un tiempo de reflexión por parte de la persona y se le llama a una segunda cita, una tercera y así hasta completar si lo desea el proceso médico”.

Una profesional del COF en una consulta, en las instalaciones del Nóvoa Santos. INAKI OSORIO

En el COF hay elementos gráficos que hablan de los diferentes métodos anticonceptivos como condones, el DIU, la píldora y también grafismos sobre la disposición física de la vagina. Allí se habla abiertamente de sexualidad y con la naturalidad con la que hay que tratar un a parte importante en la vida del ser humano.

Padres con hijas, madres con hijos o tanto unos como otros solos se acercan al COF para demandar información, a pesar de que a golpe de clic ahora se consigue todo. Sobre esto, Elena dice que “acceso a información tienen mucho pero después entender o adaptar los métodos a su salud, a sus relaciones es más específico, que leerlo en una página web. No es la misma información a la que pueden acceder por internet, que la que podemos dar profesionales que estamos preparadas y asesoramos sobre eso”.

Una asignatura pendiente

Celsa es clara: “Hay una ausencia importante de educación sexual en los centros educativos. En ese sentido, vivimos en el paleolítico”. Elena lo corrobora y ambas explican que hay actividades o actuaciones aisladas de algunos centros, pero son defensoras de una asignatura que debe estar en el programa académico, para tener conocimientos más allá de los métodos anticonceptivos y de las interrupciones de embarazo.

Las profesionales de planificación familiar. INAKI OSORIO

Elena comenta que “estamos viendo un repunte de enfermedades de transmisión sexual que llevábamos tiempo sin tener tanta incidencia como ahora”. Celsa acompaña el discurso diciendo que “hay un mayor acceso a la relación sexual, pero no fue acompañada de la debida protección. Si hubiera un uso de los métodos anticonceptivos, no pasaría”. Y Elena termina diciendo que “no nos metemos en las relaciones que tenga cada uno, pero hay que tener cierta responsabilidad a la hora de llevarlas a cabo”.

Ambas quieren dejar claro que “no estamos diciendo que sean los adolescentes a los que le pasan estas situaciones de abortos o de enfermedades, suelen ser personas de todas las edades”.

Sobre como hablar de sexualidad dentro de la familia, Celsa dice que “de forma natural, como otra cosa más del día o del hogar, pero si tienen problemas o dificultades para ello que se acerquen al COF, nosotras les atenderemos encantadas”. Cada vez más familias se acercan a hablar sobre sexualidad, se rompen más tabús y es parte del ser humano sin estereotipos ni vergüenza.

Compartir el artículo

stats