Cada día, de media, los animales causan 4 siniestros de tráfico. Esta problemática crece año a año en territorios con un amplio ámbito rural como Ourense. En 2021 hubo 1.510 percances de este tipo, 1.390 por animales silvestres –945 jabalíes y 403 corzos–, y 105 por animales domésticos (perros en su mayoría). Un estudio sitúa a esta provincia como la segunda de España, después de Burgos, con una mayor siniestralidad vial por los animales.

Este tipo de accidentes aumentaron el año pasado un 40% con respecto a 2019, el último ejercicio sin restricciones de movilidad antes de la pandemia. El incremento con respecto a 2020 es del 60%. El jabalí el animal que más invade el asfalto, según el V Informe del Centro de Estudios y Opinión Ponle Freno-AXA de Seguridad Vial. El jabalí es el animal que más siniestros causó en 2021 en España, un 36 %, seguido del corzo (26%) y el perro (20%). Juntos suman ocho de cada diez casos. Las Liebres y los zorros protagonizan un menor número de incidentes. Castilla y León (25%), Galicia (17,6%) y Cataluña (10,6%) concentran más de la mitad de los accidentes de tráfico con animales, manteniendo las tres primeras posiciones en el ranking de los últimos años.

Coincidiendo con la época de caza, los meses de octubre, noviembre, y diciembre los que registran un porcentaje de siniestralidad más alto. De hecho, concentran el 30,2% de los accidentes, mientras que enero es el que registra menor número de accidentes. El viernes es el día más peligroso (15%), seguido de los miércoles (14,8 %) y los martes (14,6%). “El incremento de la población de animales cinegéticos y su salida en busca de alimentos ha podido provocar el incremento de la siniestralidad, muy significativa el año pasado y aún por encima de los niveles prepandemia de 2019”, señala Josep Alfonso, director general del Centro de Estudios y Opinión Ponle Freno-AXA.

Medidas para reducir casos

A principios de este año, la Diputación, titular de vías locales que suman 1.850 kilómetros, anunció un plan piloto con inhibidores de fauna para reducir estos accidentes. El plan, dotado de 50.000 euros de presupuesto y un periodo de prueba de un año, afectará a casi 500 kilómetros de 8 vías, en 14 concellos, por las que se registra un mayor número de siniestros. Consiste en la aplicación de repelentes –feromonas de depredadores como “ambientador natural”– y ultrasonidos disuasorios mediante inhibidores por radiofrecuencia. Catorce tramos acumularon entre 2015 y 2020 unos 500 siniestros por animales.