Agentes de la Policía Local detuvieron, el domingo por la noche, a un vecino de la ciudad de 41 años que presuntamente intentó robar en un establecimiento de la calle Vicente Risco, en el número 10. La Policía Local recibió un aviso ciudadano que alertaba de que un individuo trataba de acceder a una tienda de telefonía, golpeando la luna con una piedra. Al lugar se dirigió una patrulla, que sorprendió al presunto ladrón. Llevaba unas piedras en la mano.

El hombre intentó huir pero fue interceptado por los agentes. Los policías comprobaron que la puerta de cristal del establecimiento presentaba varios golpes, y lo detuvieron.