Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amencer, la red social que se inventó en 1987

La entidad juvenil celebra 35 años de ocio educativo, ayuda a la conciliación y lucha contra la exclusión: “Es nuestro grano de arena para una sociedad más cívica”. En 2021 implicó a 15.000 personas, entre usuarios, voluntarios y personal

Monitores de Amencer y jóvenes de Salesianos. IÑAKI OSORIO

Los aniversarios brindan una oportunidad para echar la vista atrás y hacer balance y, cuando Julio Vilar recuerda los inicios de aquel grupo de unas treinta personas que, “con inquietudes y con ganas de dedicar el tiempo a los demás” impulsó la asociación juvenil Amencer, “no me imaginaba” –asegura el cofundador y actual coordinador– la trayectoria y los logros alcanzados 35 años más tarde.

Con alternativas educativas y de ocio, la asociación ha ayudado a la conciliación familiar de numerosos hogares. También se ha implicado en la lucha contra la exclusión social. El campamento urbano del verano y la Operación Quilo de la Navidad son los proyectos estrella que definen a Amencer. Las dos iniciativas se realizan de forma continuada desde 1987.

Ni en lo peor de la pandemia pararon la actividad, aunque hubiera que recurrir al modo online. “Somos una plataforma de encuentro que está abierta todo el año. Defendemos la educación en ciudadanía, el tiempo libre educativo y la transformación de la sociedad desde la infancia, la juventud y el voluntariado. Ponemos un grano de arena para lograr una sociedad más cívica, participativa, democrática y honrada”, subraya Xulio César Iglesias, el gerente de la entidad, de la que forma parte desde hace 25 años.

Amencer, que el año pasado consiguió implicar a 15.000 personas –entre usuarios, voluntarios y personal, entre niños, jóvenes y adultos–, ha organizado varios actos para este fin de semana con los que quiere conmemorar un año señalado.

La noche del viernes se celebra una fiesta juvenil en la discoteca Luxus. El sábado, después de que a mediodía tenga lugar un gran juego de pistas en la Plaza Mayor y las calles contiguas, se realizará el acto más simbólico: un repaso a la trayectoria y a las metas de la entidad con la presencia de integrantes históricos, desde la fundación en 1987, y con representantes de las entidades públicas y privadas que colaboran con Amencer, como Xunta, Diputación, Concello, Obispado, ONG y empresas, además de integrantes de otras entidades juveniles.

Por la noche, una “cena de los recuerdos” pondrá el colofón al día grande. El programa de actos por el 35 aniversario culminan el domingo, con una eucaristía en la parroquia María Auxiliadora y un ágape con las familias y los amigos de esta asociación vinculada a Salesianos.

Un grupo de voluntarios de Amencer I. OSORIO

Manuel Fernández, de 16 años, hace ahora la labor de la que él mismo disfrutó de niño. Es preanimador. “Mis amigos se apuntaron también y Julio nos animó y apoyó”, recuerda. Estar con los niños, enseñar lo que ellos aprendieron y pasar ratos divertidos fueron las razones para participar, afirma. Colabora “prácticamente todos los sábados, también participo en el bar del colegio, y en cualquier otro momento en que necesiten ayuda”.

El grueso del voluntariado se sitúa entre los 16 y 30 o 35 años

Amencer cuenta con 184 voluntarios que participan en las actividades de diario, semana a semana. Durante todo el año, incluyendo los grandes eventos de la Operación Quilo y el campamento, el número de colaboradores desinteresados asciende a 560, según datos de la memoria de la entidad de 2021.

"Este es un proyecto que soñó mucha gente"

decoration

El perfil, según Vilar, “es muy variado, desde preanimadores con 16 años a personas de 50, 60 o más edad. En la parte de ropero de la Operación Quilo, por ejemplo, hay personas de 70 y 80 años que nos ayudan. Pero el grueso del voluntariado se sitúa entre los 16 y 30 o 35 años”, indica.

“El voluntariado es nuestra gran fuerza, a pesar de que Ourense, por desgracia, es una ciudad de la que muchos jóvenes se marchan por estudiar fuera o por trabajo. Yo siempre digo que nacen muchos ourensanos, pero fuera, porque los padres están emigrados”, indica Iglesias. En verano y en Navidad, con el regreso a casa de quienes viven en otros lugares, el voluntariado se refuerza.

Colaboradores de Amencer, clasificando alimentos y juguetes de la Operación Quilo. INAKI OSORIO

El hito de los 35 años “son números astronómicos en el ámbito del asociacionismo juvenil en Galicia. Amencer somos muchos más de los que estamos ahora; por aquí ha pasado muchísima gente. Este es un proyecto que soñó mucha gente”, destaca el gerente, con orgullo.

"Hubo épocas difíciles, incluso no de pensar en desaparecer pero sí en las que costaba mantenerse. Hubo momentos de menor participación pero ahora llevamos años con estabilidad. Que una asociación juvenil se mantenga 35 años es un logro importantísimo"

decoration

Muchos de los destinatarios de la entidad cuando eran niños pasaron a ser animadores y voluntarios, después, y entre ellos hay padres que hoy en día ven cómo sus hijos siguen esos pasos. “Eso nos da una pista de que acertamos y de que su experiencia fue grata, de que los enriqueció y ayudó a crecer”.

Superado el tercio de siglo con actividad ininterrumpida, las ideas siguen brotando. “El principal objetivo es la continuidad pero sin olvidar proyectos nuevos. Hay uno ya en marcha, Primeira Liña, de refuerzo y apoyo educativo a personas que lo necesitan. Estamos buscando financiación mediante el apoyo de particulares y entidades”, explica el coordinador..

“Hubo épocas difíciles, incluso no de pensar en desaparecer pero sí en las que costaba mantenerse. Hubo momentos de menor participación pero ahora llevamos años con estabilidad. Que una asociación juvenil se mantenga 35 años es un logro importantísimo”, celebra Julio Vilar.

Compartir el artículo

stats