Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El frío se instala en Ourense: 16 días con mínimas bajo cero

La bufanda, imprescindible en la ciudad de As Burgas. | // IÑAKI OSORIO

Técnicamente no es una ola de frío porque las temperaturas máximas están siendo altas para la época, pero lo que soporta Ourense desde hace dos semanas se le acerca mucho. Meteogalicia no duda en considerar “con toda rotunidad” que se trata de un episodio de frío intenso que, además, se prolonga en el tiempo más de lo normal.

El termómetro se desplomó el pasado 13 de enero y así sigue 16 días después, encadenando valores mínimos por debajo de cero y madrugadas heladas, con la única excepción el día 18, que se quedó tan solo cinco décimas por encima. La temperatura más baja se registró el pasado domingo 23, cuando el mercurio cayó hasta los -4,65º en la ciudad. Lo curioso, destaca Juan Taboada, de Meteogalicia, es que este episodio sea tan largo. De hecho, no se esperan cambios atmosféricos hasta el jueves próximo, en el que se prevé la retirada del anticiclón y el aumento de la posibilidad de lluvia, especialmente hacia el fin de semana.

“Las noches son más largas y el poco calor que se acumula durante el día se pierde rápidamente”

Juan Taboada - Meteorólogo

decoration

“Estas son situaciones que se dan en diciembre y enero con cierta frecuencia”, explica el meteorólogo. Un anticiclón estacionario que genera estabilidad en la atmósfera y hace que los cielos estén siempre despejados: “Las noches son más largas y el poco calor que se acumula durante el día se pierde rápidamente”, apunta. Compara la situación con la ocurrida el año pasado durante el temporal Filomena, que dejó mínimas extremas, pero que no se prolongó más allá de una semana. “Lo característico de este episodio es que es muy largo, porque tampoco se registraron valores récord, de hecho no se bajó ningún día de los -10 grados”, explica Taboada.

-8,5º en Xinzo

Xinzo amaneció ayer a -8,5º, la mínima en Galicia; Verín a -8,1º, y la capital de As Burgas se acercó a -1º. Las máximas rondaron los 15º en A Limia y Ourense, y llegaron a 17 en Verín. Estos valores, altos para la época, hacen más llevaderas las jornadas diurnas, aunque la bufanda no se la quite nadie. “Las máximas son mayores al valor climático normal este mes, por lo que la temperatura media se mantiene en la normalidad”, explica la meteoróloga Ángeles Lago, también desde Meteogalicia. Pasar de -8,1º a 17º, como ocurrió ayer en Verín, es una “gran oscilación térmica”, señala la experta. Pero estas máximas, aclara, “se producen en las horas centrales del día, con una subida fuerte que vuelve a decaer rápidamente”.

Compartir el artículo

stats