Un centenar de profesionales sanitarios se concentraron este viernes a las puertas del servicio de urgencias del hospital de Ourense –y volverán el martes– para denunciar falta de personal, largas horas de espera de los pacientes en salas y pasillos y una mala gestión del servicio en plena sexta ola.

Los manifestantes dirigieron cánticos contra el gerente sanitario de Ourense, Félix Rubial. “Nos maltrata, quiere mano de obra barata”. Sus protestas hacen hincapié en la falta de efectivos. “Primaria saturada, urgencias desbordada”; “sexta ola sin refuerzo, el personal acaba muerto”; “los pacientes aumentando y el personal reventando”; “sin dotación de personal, el servizo está fatal” fueron sus consignas a las puertas del CHUO.

“La atención urgente no puede esperar, pero para eso se necesita personal. Trabajamos cuidándote pero sin recursos no podemos apoyarte”, proclamó el colectivo en un breve manifiesto. “Todos somos responsables de que esto vaya mal. Unos por no contratar y los pacientes por no protestar”, recalcan.

Varios de los asistentes. INAKI OSORIO

El Sergas: "Continuará a contar, como ata agora, co reforzo de persoal preciso"

La respuesta del Sergas, a través de la gerencia del área sanitaria de la provincia de Ourense es: “A dirección opta por manter a comunicación cos traballadores e traballadoras dentro das vías artelladas para elo, sempre coa premisa de facilitar e dispoñer os recursos precisos para contribuír a reducir o intenso esforzo que os e as profesionais están facendo nesta pandemia”, introducen.

“Este recoñecemento é consciente das novas cargas parellas á pandemia. Precisamente por elo mantense, desde 2020, un reforzo permanente de 8 enfermeiras e 8 TCAE (Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería), e a maiores sistemáticamente segundo a presión asistencial, pese á reducción de case 23.000 urxencias o pasado ano”.

El Sergas añade que “nestes 21 meses de esforzo e loita, o servizo de Urxencias, como os PAC e a Atención Primaria, están a ser a primeira liña. Realizando un traballo excepcional que está a ser recoñecido non só públicamente senón tamén desde o punto de vista laboral e de carreira profesional e que por suposto continuará a contar, como ata agora, co reforzo de persoal preciso”.