Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva protesta por otro “arboricidio”: “Se cortaron árboles que no podían talar”

Decenas de personas denuncian otra tala “indiscriminada” en la Universidad Laboral | El edil de Medio Ambiente paraliza las actuaciones e incoa un expediente de legalidad

Colectivos ecologistas y ambientalistas, junto con el alumnado de la Universidad Laboral protestan contra la tala. | // FERNANDO CASANOVA

Tercera llamada de atención a las administraciones públicas y empresas encargadas de la limpieza y mantenimiento de los árboles y zonas verdes de la ciudad. Si primero fue la poda de los árboles del centro de la ciudad la que alertó a los ecologistas y ambientalistas, la segunda fue la “tala indiscriminada” que se hizo en el río Barbaña. El edil de Medio Ambiente, Jorge Pumar, en el pasado pleno defendía que no fue un arboricidio, si no que se “limpió el río para que la gente que pase disfrute del cauce del río”. Solo hay que ver la zona para darse cuenta que está más “limpio” de lo habitual.

Ayer, el alumnado de la Universidad Laboral y representantes de colectivos ambientales y ecologistas hicieron una protesta en el entorno del centro para denunciar “el arboricidio” cometido en sus inmediaciones. “Estamos preocupados por la gestión del arbolado de la ciudad porque no hay más que ver la política que se está aplicando, cortan los árboles de raíz o ras de suelo, aunque estén en buen estado o mal estado. No hay ningún criterio”, defienden desde Amigos da Terra.

Dicho colectivo presentó un escrito de denuncia en el Concello de Ourense por el que solicitaban una investigación inmediata y la paralización de las actuaciones de tala de los árboles. Representantes del colectivo aclaran que “queremos que a los correspondientes infractores se les impongan infracciones y la obligación de reposición del medio ambiente y también la reposición paisajística de la zona, ya que cortaron árboles que no podían cortar. Lo que hicieron fue entrar y chimpar con todo. Solo podían cortar los árboles de las lindes, los que están a menos de dos metros, pero arramplaron con todo”.

Decenas de jóvenes se concentraron en el entorno de la Universidad Laboral para protestar y reivindicar el compromiso ambiental que tienen portando pancartas con los lemas “las árboles tienen corazón” y “cuida los bosques”.

Tras la denuncia presentada por registro en el Concello de Ourense por Amigos da Terra, el edil de Medio Ambiente, Jorge Pumar (PP), dictó una providencia en la que ordenaba paralizar la actuación de los trabajos de poda de árboles en el recinto y también incoar un expediente de reposición de la legalidad en relación con dichos trabajos.

La oposición también quiso denuncia la tala “masiva e indiscriminada” que se estaba produciendo y desde el seno socialista señalan que llevarán este nuevo episodio de “arboricidio” a la junta de área para pedir y exigir los informes “pertinentes” y la autorización de la “masacre ecolóxica”.

Desde el PSOE dicen que “un día después de que el concelleiro de Medio Ambiente dijera que lo del Barbaña no era una masacre, aparece un nuevo episodio de genocidio de árboles en la ciudad, donde se destruyó un ecosistema por completo”.

Compartir el artículo

stats