Finalizada la primera fase de reparación de un tramo de la antigua N-120 a su paso por Vilariño, en Pereiro de Aguiar, el Concello solicita al Ministerio de Fomento la transferencia de este tramo al Concello, haciendo así efectivo un acuerdo plenario unánime.

El objetivo de esta petición es que los vecinos afectados “puedan beneficiarse de la aplicación de nuestro Plan de Ordenación Urbana, en lugar de la Ley de Carreteras del Estado que los castiga a la hora de fijar la línea de cierres y las condiciones de construcción”, señala el alcalde, Luis Menor. La transferencia afecta a las parroquias de Vilariño y Melias.

A la espera de la resolución de Fomento, el Concello solicita que “se suspenda la aplicación de la normativa estatal que perjudica a los vecinos permitiendo la aplicación de nuestro PXOU más beneficioso”.

Por otro lado, la junta de gobierno del Concello aprobó la adhesión al nuevo convenio de los Grupos de Emerxencias Supramunicipais (GES) suscrito por la Xunta, Fegamp y Diputación para mejorar la atención a las emergencias. El acuerdo, explica Luis Menor, “mejora la financiación de todos los GES y posibilita completar las plantillas con hasta 12 efectivos”.