Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alergólogo que negó la vacuna cuestiona que se administre a niños de forma masiva

El jefe de sección en el CHUO, Carlos González de la Cuesta, señala que el beneficio en menores sanos es “irrelevante” y pide al colegio médico que exija la prescripción pediátrica

Colas para la vacunación pediátrica, en Expourense. | // IÑAKI OSORIO

El jefe de la sección de Alergología del CHUO que hace un año tachó de “experimento genético” la vacuna del COVID, cuestiona ahora que la versión pediátrica se administre de forma masiva entre la población infantil.

A través de un escrito dirigido al presidente del Colegio de Médicos de Ourense y al responsable del comité de ética y deontología médica, el facultativo Carlos González de la Cuesta afirma que se está cometiendo una “falta deontológica grave”, y pide al órgano colegial que “exija una correcta administración”, con consentimiento informado y prescripción médica.

El especialista detalla en su escrito que la vacuna pediátrica se autorizó “condicionalmente por motivos de emergencia”, y que su beneficio en un niño sano es irrelevante”, ya que la morbimortalidad de la infección por SARS-COV-2 en niños es muy baja. Añade que no previene el contagio y que se desconocen los efectos secundarios a medio y largo plazo. Todo esto, apunta el especialista, “debería ser conocido por los padres, mediante un consentimiento informado, para tomar una decisión correcta”.

En la carta remitida al colegio médico, González de la Cuesta insiste en la necesidad de prescripción médica para esta vacuna: “El pediatra, conocedor de la historia clínica del paciente, debería ser el que, ponderando el beneficio-riesgo, prescribiera esta medicación”.

“Deberían pedir perdón”

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Ourense, José Luis Jiménez, avanza que no atenderán esta reclamación porque consideran que “no hay razón para hacerlo”. Afirma que el colegio respeta y apoya todas las decisiones adoptadas por las autoridades sanitarias tanto a nivel autonómico, como nacional, europeo y de la OMS. “Tras realizar sus valoraciones concluyeron que la vacunación es claramente beneficiosa en este tramo de edad. Los que tienen todos los datos para tomar una decisión son las organizaciones internacionales que recogen los ensayos clínicos, estudios y hacen metaanálisis”, afirma. Incide en que el virus también supone un riesgo para los niños “aunque sea menor” y anima a las familias a que los sigan llevando a los puntos de vacunación.

Respecto al consentimiento informado y la prescripción, aclara Jiménez que “ninguna de ellas se contempla en las estrategias de vacunación clásicas, como las de la gripe, en las cuales médicos, epidemiólogos y preventivistas de Salud Pública plantean campañas en grupos y momentos concretos, y ocurre también con el calendario vacunal de los niños, que no incluye receta médica ni consentimiento informado”.

El presidente del colegio médico lamenta que después de la clara demostración de que las vacunas han salvado infinidad de vidas, todavía haya quien actúe como “portavoz, eco o parte de una corriente de opinión negacionista y antivacunas. Que se venga ahora con esto indica un fundamentalismo que no tiene ningún lugar. Creo que es el momento de que estos colectivos se callen e incluso pidan perdón por haber opinado equivocadamente”, concluye.

Compartir el artículo

stats