La Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS) hizo ayer un llamamiento generalizado a la participación de la ciudadanía y, más especialmente, a los donantes de los grupos sanguíneos 0 positivo, A negativo y A positivo. La fundación sanitaria señala que “las jornadas festivas unida a la situación actual de la pandemia repercuten en los niveles de reserva de los distintos grupos sanguíneos, por lo que resulta necesario reactivar la llamada de la donación”. María Jesús González es la profesional sanitaria que está al frente del servicio de donación en el área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras y explica que “el COVID tiene mucho que ver porque muchos de los donantes habituales que tenemos están encerrados en sus casas contagiados y eso provoca que tengamos un número menor de donaciones”.

A este problema coyuntural, se le une otro estructural y es que para donar hay que tener entre 18 y 65 años, un requisito que entre el éxodo juvenil y el alto envejecimiento provoca que las donaciones no sean las esperadas. María Jesús arguye que “con la unidad móvil vamos a pueblos que no hay gente joven y nos venimos con pocas unidades de sangre. Cuando vamos a pueblos grandes como Carballiño, Allariz, Xinzo o barrios de la ciudad podemos tener 20 o 30 unidades por colecta. Pero ahora son muchas menos de las que estábamos recaudando”.

La pandemia trajo consigo protocolos de actuación en todos los sectores, pero especialmente en el sanitario donde la distancia social es una de las normas fundamentales para la prevención del virus. María Jesús describe que “en la unidad móvil antes teníamos cuatro camillas con las que realizábamos las extracciones y ahora con el COVID solo tenemos activas dos”. También se establecieron medidas para evitar aglomeraciones en el exterior de la unidad móvil.

Cómo ser donante

Toda persona que quiera ser donante debe tener entre 18 y 65 años y acercarse a los puntos de donación de sangre, ya sea en el hospital o en la unidad móvil, para hacer un registro de sus datos y completar una serie de controles sanitarios. María Jesús comenta que “los que quieran pueden venir al hospital ir a la unidad móvil, llamar al 900 100 828 o pedir una autocita a través de la página web de la Axencia de Doazón”.

Y reclama que “la sangre no la podemos fabricar entonces necesitamos donantes, para poder ayudar a nuestros enfermos porque su vida depende de esas plaquetas y de esos glóbulos rojos. Si los donantes nos fallan, nosotros pocos podemos hacer. Les diría a esas personas que nos leen o que les interesa que tienen que hacer muy poco para ayudar a otras personas que están al otro lado de la barrera, porque nunca se sabe si nos puede tocar a nosotros algún día”.