El recién ascendido a comisario José Antonio Baño Ona se incorporó ayer a la comisaría provincial de Ourense, donde ejercerá el cargo de jefe provincial de operaciones, lo que supone el número dos en la escala de mando, justo por detrás del responsable provincial del cuerpo, que es Juan Carlos Blázquez desde 2018. Bañó, que procede de la jefatura de las Unidades de Intervención Policial (UIP), que son conocidas como los antidisturbios de la Policía Nacional, será el máximo responsable operativo de la sede, así como el encargado de ponerse al frente del protocolo de los llamados incidentes críticos.