El Concello de Ourense cambiará el nombre de la Concellería de Cultura por el de Concellería de Artes e Festexos, según un comunicado emitido desde la alcaldía de Ourense. Gonzalo Pérez Jácome, regidor de la ciudad y quien gestiona directamente esta área municipal, explicó que la denominación se cambiará a su criterio porque “no se puede usar una sinécdoque y definir una parte con el todo”.

“La insistencia en explotar la sinécdoque, obedece a una táctica para tener un escudo de protección, que parece blindar ante críticas artísticas, y que da renta suelta a justificar cualquier dispendio de dinero público en el entretenimiento”, asegura.

“Mientras los yanquis usan los términos de ‘Show Business’ o ‘Entertainment Industry’, aquí lo englobamos en el vocablo sagrado de ‘cultura’. Y claro, es más fácil cuestionar gastos si les llamamos show o entretenimiento, que si lo tachamos con la palabra mágica y sagrada, porque al enarbolar la bandera cultural se resuelven debates como en el medievo se resolvían al actuar en nombre de Dios”, expone.

Añade, además, que su gestión “está cosechando cifras récord” en el Auditorio con 12 actuaciones consecutivas que, según él, tuvieron “500 espectadores mínimo”. “Recuperamos el Auditorio para los ciudadanos, un escenario que antes era propiedad de los diversos agentes culturales de la ciudad, pero no del público”, remata.