Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los embalses están un 21% por debajo de la media histórica y cuatro, a menos de un tercio de su capacidad

Las precipitaciones acumuladas son un 39% inferiores al promedio de tres décadas | Las presas cuyo estado motivó una investigación a eléctricas están entre el 20 y 28%

Aspecto del embalse de Albarellos, en Boborás, que se encontraba ayer al 30,71%. // FERNANDO CASANOVA

El precio de la luz no detiene la escalada y, desde que el valor del megavatio empezó a subir el pasado verano, el nivel de algunos embalses explotados por compañías eléctricas comenzó a bajar notablemente, sobre todo en provincias como Zamora y Ourense. El vaciado de las presas persiste a estas alturas del año, en un contexto meteorológico en el que los registros de precipitaciones están por debajo de lo normal.

Los embalses de la provincia de la cuenca hidrográfica del Miño-Sil se encuentran al 44,34% de su capacidad máxima, un volumen que supone un 16,51% menos que la cantidad de agua acumulada hace un año –60,85%–, y un 20,6% menos que el promedio histórico a estas alturas del calendario (un 64,95%).

A media tarde de ayer, según la página web del organismo de cuenca, cuatro presas de Ourense estaban a menos de un tercio de su capacidad: la de Albarellos, en Boborás, al 30,71%; As Portas, en Vilariño de Conso, se sitúa en el 20,16%; la de As Conchas, en Lobeira, está al 28,29%; mientras que el volumen de la de Salas, en Muíños, es del 26,46%. El vaciado de embalses motivó, el pasado verano, la apertura de expedientes informativos a las eléctricas Naturgy e Iberdrola.

El actual año hidrológico comenzó el pasado 1 de octubre. Desde entonces, la precipitación media acumulada en la provincia de Ourense –datos hasta el 12 de diciembre– ha sido de 222,9 litros por metro cuadrado, un 39% por debajo de la media histórica, que es de 366 l/m2 entre los años hidrológicos 1980-81 y 2011-12.

En esta época, el pasado ejercicio la precipitación registrada era de 307,0 l/m2. Aun estando un 16% por debajo de la media histórica, el dato de 2020 era un 38% superior al actual. Según indica la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil a la vista de los datos, los meses de octubre y noviembre pueden destacarse como secos.

El nivel de los ríos, bajo

En relación a los niveles de los ríos ourensanos de esta cuenca, el caudal se encuentra, de media, un 32,2% por debajo del promedio histórico, entre unos mínimos de -99,9 y -90,1% en el río Limia, a la altura de Xinzo y de Ponteliñares, respectivamente, y unos máximos de +99,5% y +7,4%, en el río Arnoia en Pontefreixo y en el río Sil en O Barco de Valdeorras, respectivamente.

Después de las lluvias de hace unos días y de la subida del caudal del Miño en la ciudad de Ourense –anegó la zona termal, afectando a la previsión de las obras–, la situación actual de este río era ayer de 2,24 metros de altura a su paso por la ciudad, lejos del umbral de activación (5 metros) por crecidas.

Compartir el artículo

stats