Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome asume la dirección de las obras de las termas y aviva el conflicto con sus socios del PP

El alcalde se hace cargo de la supervisión de los trabajos tras incumplir Termalismo la orden de apertura | La edil Flora Moure ve en esta maniobra una “cortina de humo” del regidor para ocultar su situación judicial

Las máquinas trabajan en las termas de Outariz. | // FERNANDO CASANOVA

Las máquinas trabajan ya en las termas de Outariz, aunque todo parece indicar que este año tampoco habrá baño navideño en las pozas del Miño. El alcalde había dicho que abrirían “sí o sí” el 1 de diciembre y que él mismo “bajaría a la arena” si hacía falta, pero las termas ourensanas siguen confinadas desde marzo de 2020.

La reapertura de estos espacios se ha convertido en un escollo en la ya deteriorada relación entre Democracia Ourensana y el PP, que vuelven a ser socios de gobierno. Termalismo, gestionada por la popular Flora Moure, recibió el mandato del alcalde de tener listas las pozas el 1 de diciembre, pero llegado ese día lo que se anunció fue el inicio de las obras de remodelación necesarias para la reapertura. La concejala no había querido poner fecha y ya advirtió en su momento de que no sería posible cumplir ese plazo. El propio alcalde lo comprobó el 1 de diciembre y anunció medidas.

La decisión la comunicó ayer. Será él, a través de la Concejalía de Infraestructuras, quien se haga cargo de la dirección de las obras y las gestiones que haya que realizar para agilizar la apertura de las pozas. A su lado estará uno de los trabajadores eventuales de la Alcaldía, que es ingeniero de caminos.

Según comunicó ayer el Concello, Jácome “toma esta decisión con la finalidad de agilizar al máximo la puesta en servicio de estos espacios, y después de constatar que desde Termalismo no se cumplió la orden que el regidor dictó el 14 de octubre para que las áreas termales estuviesen abiertas al público desde el 1 de diciembre”.

Anuncia, además, que abrirá expediente informativo a la técnica del área correspondiente “por no cumplir la instrucción que le dio la concejala de Termalismo para realizar un contrato menor que era necesario”.

La crecida del Miño anega el Muíño da Veiga. | // FERNANDO CASANOVA

Por su parte, la edil con competencias en esta área, Flora Moure, del PP, se limitó ayer a señalar que analizará con su equipo la situación “detenidamente”. Dice no tener dudas de que, con esta maniobra, Jácome “lanza una cortina de humo para tratar de ocultar su situación judicial”, en referencia a la cita que el alcalde tiene con la justicia el próximo 28 de diciembre. Ha sido llamado a declarar en calidad de investigado, tras la admisión a trámite de la querella que la fiscala jefa, Eva Regueiro, registró el pasado mes de octubre contra el regidor por un presunto delito de malversación que cifra en unos 100.000 euros. El asunto tiene que ver con la gestión de los fondos públicos asignados a Democracia Ourensana.

Con todo, Pérez Jácome visitó con el equipo de Alcaldía las instalaciones de Outariz y Muíño da Veiga para analizar sobre el terreno la situación actual. En el caso de Outariz, los trabajos de adaptación de las termas ya están contratados y en marcha, y la empresa adjudicataria confirmó que las obras estarán finalizadas en las próximas semanas.

As Termas do Muíño, en cambio, se encuentran anegadas a causa de la crecida del Miño, por lo que los trabajos se iniciarán tan pronto como la bajada de caudal lo permita. Una situación que, recuerda el gobierno municipal, es muy frecuente y hace que en la práctica esta zona solo esté a disposición de los usuarios en torno a 8 meses al año. Una vez finalizadas las obras, este espacio pasará a depender de Medio Ambiente y se desligará de Termalismo por las peculiaridades de esta zona que, aunque cuenta con surgencias, no está catalogada como un área termal.

Para la reapertura del espacio termal de As Burgas será preciso contratar los trabajos de adaptación que “no deberían dilatarse más de unas semanas”, dice el Concello.

En todo caso, la Alcaldía recuerda que siguen a disposición del vecindario las Termas de Outariz, que permanecen abiertas todos los días de la semana, excepto los martes, con un precio de 5,70 euros por persona.

Compartir el artículo

stats