Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una exposición para viajar de Madagascar a Perú sin salir del portal de Belén

La muestra sobre representaciones del nacimiento de Jesús, que pertenece a la delegación de misiones, se puede visitar hasta el próximo 7 de enero en el obispado

Alumnas del colegio Franciscanas interpretaron dos villancicos en el Obispado. | // F. CASANOVA

Uno de los eventos que marcan el inicio de la Navidad para los ourensanos es la inauguración de la muestra de los belenes del Obispado. Ayer, alumnas del colegio Franciscanas se encargaron de amenizar el acto con dos villancicos en un evento al que acudió el obispo, Leonardo Lemos Montanet.

Son más de un centenar las representaciones del nacimiento del niño Jesús en el portal de Belén que atesora la administración eclesiástica en la provincia, pero no todos los años exponen las mismas. “Los vamos mostrando por turnos para que la gente descubra las nuevas adquisiciones y redescubra los anteriores”, explica el sacerdote Alberto Diéguez –delegado de misiones en la diócesis–.

Los materiales en los que están elaborados son casi infinitos: los hay tejidos en lana o sobre tapices, hechos con caña y pasta, barro, cerámica, madera, marfil, cera, resina, tronco de palmera, bronce, tela o papel. “El de papiroflexia lo diseñó y llevó a cabo un misionero que falleció recientemente y que enseñamos este año como novedad”, confiesa Diéguez.

Están distribuidos según el continente de procedencia. Aquellos en los que más presencia tienen los misioneros de la diócesis son los que más aportan a la colección. “América y África son los dos orígenes mayoritarios. Asia es un poco reducida, porque la mayoría proceden de Israel y una misionera que se encuentra actualmente en Madagascar. Estos son los más exóticos y diferentes. Los que vienen del resto de Europa son similares a los que hay aquí”, resume sobre los 63 conjuntos navideños.

Portugal, Bratislava, Perú, Chile, Bolivia, Ecuador, Brasil, República Democrática del Congo, Camerún, Zambia o Burkina Faso son algunos de los países reflejados a través de sus colores, indumentarias más típicas y materiales en las representaciones expuestas.

La muestra estará abierta al público de forma totalmente gratuita hasta el próximo 7 de enero de lunes a viernes –de 10.00 a 14.00 horas– y contando con la apertura especial los días 24 de diciembre y 5 de enero –de 17.00 a 19.00 horas–.

Este año también se puede disfrutar de tres artistas ourensanos. “Una familia nos cedió para estos días una pieza de barro de Arturo Baltar, en la que los protagonistas llevan vestimentas tradicionalmente gallegas, y que se suele ubicar en la capilla de San Cosme”, sostiene el delegado de misiones. Además, la pintora y escultora Mayte Vázquez y el creador Gesto también tienen un espacio para su trabajo.

El obispo cerró el acto de inauguración pidiendo a los presentes que contribuyan a dispersar lo que considera como una de las fiestas más hermosas del año. “Que esta exposición sirva para que todos nos llenemos un poco más de ternura, de tal modo que sepamos acercar el misterio de Dios al corazón de tantos hombres, mujeres y niños para los cuales, a causa de las dificultades, este año no habrá Navidad”, finalizó.

Compartir el artículo

stats