Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo 13 concellos esquivan el COVID mientras Ourense ciudad se acerca a su pico máximo

Ambiente festivo en la Praza Maior, con el alumbrado navideño. | // IÑAKI OSORIO

El avance de la sexta ola en la provincia de Ourense mantiene un ritmo preocupante y cuanto más se acerca el período navideño más inquieta la evolución epidemiológica en la provincia. Durante el último mes no ha hecho más que crecer la curva de los contagios y todavía está por ver cómo afectarán a la incidencia acumulada las interacciones de este puente festivo y las aglomeraciones de las compras y actividades prenavideñas. De ahí que las autoridades sanitarias no se cansen de apelar a la cautela y al cumplimiento riguroso de las medidas de protección que han demostrado ser eficaces: mascarilla, higiene y distancia.

Ourense, con 2.140 casos activos este lunes, es el área sanitaria de Galicia con los peores indicadores, y se acerca ya al pico de la quinta ola que se alcanzó el pasado 25 de julio, cuando había en la provincia 2.361 personas con coronavirus. En el caso de la capital, con 1.103 casos activos este lunes y en progresión ascendente, la curva está próxima al pico máximo registrado en toda la pandemia, que se produjo el pasado 23 de julio cuando había en As Burgas 1.267 infecciones activas.

La positividad, en el 12%

La incidencia acumulada a 14 días en el conjunto de la provincia supera los 650 casos por cien mil habitantes, más del doble que la media gallega que roza los 300, y la positividad en las pruebas diagnósticas se acerca al 12%, dos puntos por encima del dato en el conjunto de Galicia.

Y aunque la peor parte se la lleva la capital de As Burgas, con una incidencia próxima a mil, la transmisión del coronavirus avanza sin freno por todo el territorio provincial. Hace dos semanas había 40 municipios libres de COVID en Ourense, pero la cifra se ha ido recortando progresivamente y este lunes solo había 13.

Solo 13 concellos esquivan el virus

Son Beariz, Os Blancos, A Bola, Castrelo do Val, Lobeira, Montederramo, Porqueira, Punxín, Quintela de Leirado, Riós, Rubiá, A Teixeira y Vilariño de Conso los que esquivan el virus por el momento, pero en todos ellos los vecinos cruzan los dedos. El puente de la Constitución conlleva un importante incremento de la movilidad y las interacciones sociales tanto en la ciudad como en las villas y aldeas, a lo que se une que en estas fechas se multiplican las matanzas y con ellas las reuniones familiares y sociales. El riesgo de transmisión es mayor y desde el área sanitaria vigilan muy de cerca la evolución de los principales indicadores, al tiempo que intensifican la llamada a la cautela.

En solo 24 horas, la provincia registró 183 nuevos positivos, y tras la ciudad de As Burgas, Barbadás (con 172 casos activos), O Carballiño (107) y Allariz (66), son los que presentan una mayor cifra de infecciones. Por detrás de Allariz, con entre 30 y 43 casos están San Cibrao, Coles, Ramirás, Ribadavia, O Barco, Pereiro y Xinzo. A Pobra de Trives, Padrenda, Celanova, Baños de Molgas, Verín, Amoeiro, Vilamarín, A Veiga y Tabodela tienen entre 15 y 25. El resto menos de 15.

Sube la presión hospitalaria

El foco está también en la presión hospitalaria, que ha crecido notablemente en los últimos días. Desde el pasado lunes, fecha en la que había 42 pacientes ingresados (5 en UCI) la ocupación aumentó un 36%. Esta semana arrancó con 67 enfermos con positivo en COVID en los hospitales, seis de ellos en críticos.

El CHUO concentra la mayor carga asistencial, con 56 pacientes en planta y seis en UCI. En el hospital del Valdeorras hay dos y en el de Verín uno, a los que se suman otros dos ingresos en sendas clínicas privadas, la de Cosaga y el centro médico El Carmen.

La inmunización supera el 90% de la población diana en dos de cada tres municipios

Mientras avanza la campaña de administración de la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID, la inmunización libre sigue activa y con un repunte en los últimos días de rezagados que solicitan iniciar el proceso.

En el conjunto de la provincia, en dos de cada tres municipios más del 90% de la población diana (mayores de 12 años) completó la pauta y en nueve de ellos, la cobertura supera el 95%. Se trata de Vilar de Barrio, Taboadela, San Cristovo de Cea, San Xoán de Ríos, Montederramo, Larouco, Cartelle, Os Blancos y Beade. Solo Boborás, Avión y Beariz presentan índices por debajo del 80%, debido a que parte de la población emigrante que tiene tarjeta sanitaria temporal en el Sergas, ya se vacunó en su país de residencia pero no actualizó su situación en Galicia, por lo que figuran como no vacunados aunque sí lo están.

En total son 28 los concellos que no llegan al 90% de inmunización con pauta completa, y muchos de ellos se concentran en la ‘raia’. Se trata de A Gudiña, A Mezquita, Verín, Oímbra, Baltar, Calvos de Randín, Muíños, Lobios, Entrimo, Lobeira, Bande, Verea, Quintela de Leirado, Padrenda, Celanova, Gomesende, Ramirás, Cartelle, Punxín, Maside, Leiro, O Carballiño, Castro Caldelas, Vilamartín de Valdeorras y Carballeda de Valdeorras.

Compartir el artículo

stats