Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caride dimite como edil y diputado: “Ya no podía más y me sentía inútil, ahora estoy liberado”

La mano derecha de Pérez Jácome cierra una etapa en la política municipal por el “desgaste” y el “cansancio” al dimitir en Concello y Diputación

Gonzalo Jácome y Miguel Caride en la campaña de las municipales de 2019. | // BRAIS LORENZO

Miguel Caride se va, dimite. El que fuera la mano derecha de Gonzalo Pérez Jácome en su llegada a la Alcaldía de Ourense se despide de la política cerrando una etapa como lo hizo el ex regidor ourensano Jesús Vázquez, con dos adjetivos que evidencia el hartazgo y otra forma de ver la vida política: “desgaste y liberado”. Miguel Caride presentó ayer su dimisión como edil no adscrito del Concello de Ourense y como cargo electo en la Diputación de Ourense.

Lo hizo con unas palabras que el mismo escribió: “Por distintas circunstancias fui posponiendo esta decisión pero ahora considero que carezco de motivo alguno para continuar, pues entiendo que dada mi situación actual, ya nada puedo aportar ni a la ciudad y a la provincia, careciendo de sentido mantenerme en los cargos de concelleiro y diputado provincial”.

“Jácome no tiene nada que ver con esto"

decoration

Durante años ligó su futuro político al de Pérez Jácome bajo las siglas de Democracia Ourensana y separaron sus caminos por una crisis interna derivada de la gestión personalísima del actual regidor y líder de la formación. Él fue el altavoz de los no adscritos que junto con María Teresa, María Dibuja y Manolo Álvarez denunciaron la gestión de Jácome con los fondos públicos de la formación y todo ello derivó en un desgaste social y político que termina con la dimisión del edil.

Miguel Caride aclara que “ahora mismo me siento bastante cansado y también liberado de toda esta situación. Me sentía inútil en este escenario y tengo un sabor amargo de no haber podido hacer más cosas por la ciudad y la provincia”.

Su vida política parece llegar a su fin y el edil comenta que “la etapa está cerrada, lo que más he aprendido de todo esto es que no tengo las condiciones óptimas ahora mismo para seguir haciendo vida política, porque no es un juego y no debe ser un medio de vida de nadie. En política también hay que saber tratar a la gente”.

"Mi círculo íntimo sabía del desgaste"

decoration

Sobre si se arrepiente de esta etapa arguye que “tengo una filosofía vital que es de aprender de las cosas y también asumir las consecuencias. Pero hay que mirar el aprendizaje personal y del conocimiento y ahora puedo opinar de la política con conocimiento de causa y tener un criterio basado en la experiencia porque he estado en el centro de la política”.

Decisión personal

En un vídeo realizado por la cuenta oficial de Democracia Ourensana en la sede de Jolper, Pérez Jácome hablaba sobre “negociar” la dimisión de Caride de la Diputación y comentaba diferentes puntos para “recuperar” ese escaño en el Pazo Provincial.

Semanas después la dimisión de Miguel Caride se hace efectiva y el todavía edil admite que “Jácome no tiene nada que ver con esto. La decisión de marcharme es mía y está tomada desde hace bastante tiempo. Precisamente, por culpa de esos audios me estuve planteando la dimisión, pero creo que es el momento correcto y así empezar un año nuevo de una forma diferente. Mi círculo íntimo sabía del desgaste y de la situación que estaba pasando y esta decisión la he pospuesto varias veces porque había ciertos compromisos que debía cumplir”. Y enfatiza que “Jácome no ha tenido nada que ver, es una decisión personal”.

Quiere iniciar el 2022 con la liberación de apartar una de las etapas más difíciles de su vida después de ser señalado por muchos y criticado por otros tantos, para centrarse en las diferentes pasiones que tiene aparte de su despacho de abogados. Caride comenta que “quiero retomar las actividades que me apasionan que como muchos saben son la abogacía y mi pasión por la música y la producción de artistas y cosas así. La política es muy absorbente y no te deja tiempo para nada, además te roba muchas energías y te da muchos sinsabores. Ahora, con esta decisión, me siento más libre y feliz”.

De referente a no adscrito

Para muchos el éxito de Pérez Jácome está en el asesoramiento que durante años Miguel Caride dio al líder de la formación no solo en materia política sino también en aspectos jurídicos. Miguel Caride fue la mano derecha de Pérez Jácome hasta que su relación se rompió por las dudas que persiguen, todavía a día de hoy, a Pérez Jácome sobre su gestión económica en Democracia Ourensana. En septiembre de 2020, fue el altavoz de los díscolos de la formación para denunciar la forma de hacer de un alcalde que no les representaba. Para ellos “era lo que había que hacer”, para Jácome fue una “trama”.

Separados por las supuestas irregularidades de las que el regidor ourensano tendrá que declarar el próximo 28 de diciembre, Miguel Caride se alineó del lado de Baltar en la Diputación para darle estabilidad al gobierno provincial hasta que una negociación de una moción de censura fallida para desbancar a Baltar, hizo saltar todo por los aires y dejó de ser llave, para ser actor secundario.

En el Concello de Ourense perdió protagonismo al no tener competencias delegadas y separarse del seno de DO al estar en contra del regidor ourensano. Ahora, vivirá su último pleno municipal y dejará la vida política, para disfrutar de la libertad. Él todavía edil se suma a la terna de ediles que ya forman parte de la historia de este mandato, junto al ex regidor Jesús Vázquez, Ana Isabel Rebanales, Mario González y Ana Isabel Bertólez. El dato significativo es que cuatro de los cinco ediles que se marcharon o dimitieron eran de Democracia Ourensana.

Jácome, un asesor o el edil de Pereiro, candidatos a diputado provincial

La dimisión de Miguel Caride deja un hueco en la Corporación provincial que tendrá que ser cubierto por quien designe Democracia Ourensana, ya que a pesar de ser un no adscrito el acta por la que formó parte de la Corporación era del partido que lidera Pérez Jácome. Ahora Jácome tiene la oportunidad de volver al Pazo Provincial y acompañar a Armando Ojea como diputado provincial.


Unos audios de un vídeo presagiaban que la estrategia del regidor era tener más peso en la Diputación y ahora lo tendrá de forma directa o indirecta ya que DO ganará un diputados afín más en la Diputación (tiene 2 escaños). Para ser diputado es necesario tener un acta de edil y el siguiente en la lista de la formación es Antonio Fernández, personal eventual del regidor ourensano desde el inicio del mandato, y podría entrar como edil o como edil y diputado provincial.


Otra de las posibilidades es que el edil de DO de Pereiro de Aguiar, Francisco Fraga, sea diputado provincial. Afín a Jácome y colaborador del PP de Pereiro, también podría ser la selección de Jácome.

Compartir el artículo

stats