La Xunta desarrolla una actuación transversal e integral para tratar de fijar población en el rural y afrontar el reto demográfico. El pueblo de Infesta, en Monterrei, es una de las catorce aldeas modelo ya aprobadas en toda la comunidad que constituyen un ejemplo de cómo las nuevas herramientas creadas con la ley de recuperación de la tierra agraria ayudan a hacer frente al reto demográfico. Hay otros medio centenar de aldeas en diferentes fases de tramitación.

La administración autonómica trabaja en colaboración con la Diputación en el plan de recuperación, dinamización y la puesta en valor ddel área del sur y el oriente de la provincia. Para la comarca de Monterrei, el conselleiro de Medio Rural, José González, anuncia que los cuatro núcleos proyectados supondrán la puesta en valor de 206 hectáreas en 2.466 parcelas de casi 700 propietarios.

El titular de Medio Rural, y la conselleira de Política Social, Fabiola García,visitaron ayer la aldea modelo de Infesta, ejemplo de una de las herramientas de movilización amparadas por la ley de recuperación de la tierra agraria. Ambos lamentaron la ausencia del secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Boya, a un acto que estaba específicamente diseñado para él, para poder mostrarle los pasos adoptados por la Xunta con el fin de fijar población en el rural.

Para García la mejor manera de conocer las necesidades del rural es acercándose a sus aldeas y conversando con sus vecinos. Recuerda que las dos casas nido y casas del mayor que ayer visitaron son una muestra de recursos de conciliación que sirven para fijar población. Lamenta que, a la vez que Xunta está poniendo en marcha aldeas modelo, casas nido o casas del mayor, el Gobierno central no aporte “ni un solo euro” a hacer frente al reto demográfico en Galicia”. El conselleiro le reivindica una vez más una mayor implicación.

Asimismo, destaca que este año Galicia se convirtió en la primera comunidad en aprobar una ley de impulso demográfico a nivel nacional que recoge medidas transversales para atender este reto, como la “Estrategia retorna”, para fomentar el regreso de los gallegos en la diáspora, con ayudas para el apoyo a la juventud y beneficios para las familias. González dice que Monterrei reúne muchas de las medidas impulsadas desde Galicia en este campo y representa un escenario perfecto para conocer sus características.

Apelando a la coordinación interadministrativa, el titular de Medio Rural recalcó que la Xunta está impulsando el proyecto de recuperación integral y sostenible del rural con el que se opta a los fondos Next Generation, con una cuantía de 601 millones, para poner en valor un importante volumen de tierra abandonada en Galicia, hasta 18.000 hectáreas, a través de la ley de recuperación. Esta iniciativa contempla un fuerte impulso de las aldeas modelo, hasta un número de 200, como mecanismo de recuperación de la población y para afrontar el reto demográfico. Se pretende además poner en valor 2.000 edificaciones en las diferentes aldeas modelo, lo que permitirá “recuperar población en el rural ligada a las actividades agroganadera y forestal sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental”.

Esta iniciativa de las aldeas modelo encaja, además, con la de las Smart Villages de la Unión Europea, y este año ya se comenzó a trabajar, con carácter piloto, en la elaboración del plan de dinamización de las aldeas modelo de Muimenta (Carballeda de Avia), Penedo (Boborás) y Osmo (Cenlle). La de Infesta saldrá este año a concurso para poner en valor casi 37 hectáreas, de unos 230 particulares, distribuidas en 930 parcelas, para los cultivos de huerta o forrajes, además de viñedos, para reforzar la producción en la DO de Monterrei.