El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, mantuvo ayer una reunión con los alcaldes de la comarca de Valdeorras y los representantes del personal del hospital público de O Barco. Les comunicó que la Xunta reforzará la asistencia sanitaria en este centro y dará prioridad a la cobertura continuada del servicio de traumatología, que lleva meses con problemas por la falta de personal. Y avanzó que, dentro del proceso de renovación y de ampliación de la tecnología de alto diagnóstico, contemplado en los presupuestos para 2022, este hospital recibirá un nuevo TAC.

Acompañado por el delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, y por el gerente del área sanitaria de Ourense, Verín y Barco, Félix Rubial, el conselleiro informó de que se ha arbitrado un sistema por el que, a partir de enero, el personal de toda Galicia rotará para cubrir la atención ordinaria y las guardias en el hospital valdeorrés, garantizando una asistencia sanitaria continuada hasta que las tres plazas no se cubran de forma definitiva. El pasado mes de diciembre se incorporó un nuevo traumatólogo.

Comesaña también informó de la firma de un convenio con el Hospital de la Reina, de Ponferrada (León), para que sus profesionales pasen consulta en el de Valdeorras, reforzando de esta manera el servicio para permitir recuperar la actividad demorada en este tiempo. Gracias a este acuerdo, en el último mes han sido atendidos cerca de 400 pacientes de traumatología y más de 1.000 de rehabilitación.

El conselleiro trasladó a los representantes sindicales y municipales que la Xunta seguirá trabajando en la línea, ya desarrollada durante la fase aguda de la pandemia, de concebir los recursos del Sergas como un “hospital único”, en el que los distintos centros se apoyan para garantizar la cobertura sanitaria de todo el territorio gallego. Aseguró que se seguirán buscando vías de colaboración con otros centros, públicos y privados, de Ponferrada, para seguir reforzando esta y otras especialidades. Trasmitió además que la Xunta está incentivando la cobertura de plazas en hospitales comarcales como el valdeorrés.

Inicio de obras de reforma

En la reunión de ayer también trasladó el inminente inicio de las obras de reforma del Hospital de Valdeorras: tanto el reinicio en la de consultas externas (adjudicada por 454.000 euros, y que se retrasó por un modificado que se resolverá este mes), como el comienzo de la reforma de las áreas de hospital de día, cirugía mayor ambulatoria y farmacia. Esta segunda obra, adjudicada por 1,2 millones, estaba pendiente de la tramitación paralela de los contratos de dirección de la ejecución de la obra y de coordinación de seguridad y salud, que fueron adjudicados este lunes, por lo que las obras podrán comenzar en diciembre y ejecutarse durante 2022.

Pese a las dificultades históricas para completar vacantes en diferentes especialidades, en el hospital de Valdeorras servicios como hematología, oftalmología, otorrinolaringología, psiquiatría, psicología o microbiología están al 100%, y no se han tenido que suspender todas las cirugías como pasó en 2006, por única vez en su historia, por la carencia de anestesistas. El personal de Urgencias ha pasado de 11 a 12 médicos, con dos enfermeras más para acompañar los traslados de los pacientes urgentes. Se creó la Unidad de Hospitalización a Domicilio y se invirtieron más de 200.000 euros en más equipamiento.