Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un vecino de Toén encuentra una placa de la época de los suevos en su finca

Resultó ser la fibela de un cinturón datada entre los S.VII y S. VIII | Amigos do Patrimonio de Toén la ha entregado a la Xunta para su estudio y conservación

La placa de bronce encontrada en San Pedro de Moreiras.

Los suevos dejaron su huella en Toén, o por lo menos un fragmento de un cinturón. Eso fue lo que se encontró sin saberlo un miembro de la Asociación Amigos do Patrimonio de Toén en su propia finca.

Era febrero del 2020, cuando se encontraba realizando labores de agricultura en su finca de San Pedro de Moreiras, descubrió una pequeña pieza, del tamaño de una moneda de poco más de un euro, que llamó su atención; una placa de bronce con unos grabados.

Con el fin de contextualizarla, contactó con un arqueólogo salmantino, Carlos Tejerizo, del grupo Sputnik Labrego, que lo puso sobre la pista de que podría tratarse de un resto suevo-visigótico. Con ese dato en mente, el siguiente paso fue enviar un correo electrónico al profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, Jorge López Quiroga, natural de Ourense y organizador de la exposición ‘In tempore Suevorum’. En el correo adjuntó varias fotografías y la información relativa al encuentro. La respuesta no se hizo esperar: la teoría que apuntaba Tejerizo se confirmó.

“Se trata de una pieza de fibela de cinturón, es la placa de la fibela. Por su forma y disposición, corresponde al tipo que solemos denominar como liriformes, cuya cronología suele atribuirse al siglo VII d. C, aunque su empleo se extendió en el tiempo y se pudo prolongar incluso a lo largo del siglo VIII d. C”, rezaba el correo, que profundizaba en la explicación: “Por su tipología, hay más placas de fibela de cinturón encontradas en el ámbito territorial de la antigua Gallaecia –Lugo, A Coruña, Ourense, León y Portugal–, aunque no idénticas en los grabados, pero sí en la forma liriforme, un aspecto característico del pueblo suevo asentado en Galicia en el período señalado. Un ejemplar encontrado en Lugo tiene una tipología semejante y apareció otra pieza similar en Ourense, con anterioridad, en el concello de Amoeiro en el yacimiento de As Pereiras”.

Una vez recogidos todos estos datos, y comprobando que se trataba de una pieza singular, la Asociación de Amigos do Patrimonio de Toén procedió a entregarla a Patrimonio para su estudio y conservación, destacando que ”es posiblemente uno de los mayores hallazgos realizados en el concello”.

Desde la asociación aprovechan para hacer una reclamación pública a las distintas administraciones: “Un museo arqueológico digno de la provincia de Ourense en la que todos y todas podamos disfrutar de la riqueza arqueológica de esta nuestra provincia”, subrayan.

Compartir el artículo

stats