El regidor ourensano Gonzalo Pérez Jácome señaló en una rueda de prensa que sobraban el 30% de los funcionarios del Concello de Ourense porque el PP y el PSOE “los habían enchufado” y había “muchas áreas donde no tenían carga de trabajo”. Sus socios de gobierno, el PP señalan que “no compartimos en ningún caso las declaraciones del alcalde”. Y añaden que “en primer lugar porque no amparamos las falta de respecto a los trabajadores municipales y nos manifestamos en contra. Y además no compartimos en absoluto los argumentos del alcalde y mucho menos los agravios continuados a los funcionarios del Concello. Tenemos que recordar que además de su labor diaria, los funcionarios respondieron con absoluta profesionalidad a las necesidades derivadas de la pandemia y eso demuestra un compromiso incuestionable”. Por eso desde el PP, le piden que deje de insultar a los funcionarios y los “respete”.