Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El obispo, sobre Halloween: “Se distorsiona y caricaturiza un hecho tan serio como morir”

La Noite de Medo convertirá Ourense “en un pasaje del terror” con más de 200 actores y una treintena de escenas, desfiles y espectáculos de calle

Una de las figuras de la Noite de Medo. // F. CASANOVA

Fe y fiesta pagana se mezclan en este fin de semana de Samaín, Halloween y Todos los Santos. Calabazas, disfraces y decoración con guiños a la muerte, por un lado, rezos y visitas a los cementerios para honrar a los seres queridos que no están, por el otro.

La ciudad celebra este domingo una Noite de Medo, que convertirá el centro histórico de Ourense “en un pasaje del terror” con más de 200 actores y una treintena de escenas, desfiles y espectáculos de calle. Se han programado actividades para todas las edades, desde las 18 horas hasta las 3 de la madrugada. Muertos andantes, vampiros, meigas, orcos o novias cadáver tomarán la ciudad, que también recorrerá la Santa Compaña en un desfile itinerante. Se instalarán carpas en la Plaza Mayor y el Corregidor, ante la previsión de lluvias.

El diablo en la calle del Paseo. // F. CASANOVA

Con una reflexión desde la óptica cristiana, el obispo de Ourense, Leonardo Lemos, dice sobre Halloween, en un artículo: “De un tiempo a esta parte, se está extendiendo la costumbre, en muchos aspectos ajena a nuestra cultura multisecular, de celebrar Halloween a través de aspectos esperpénticos de la muerte, máscaras, disfraces de personajes del mundo de la ficción y del terror. Da la sensación de que la muerte es una realidad poco seria y que puede tomarse a broma o, incluso, se llega a caricaturizar con expresiones del terror fantástico que llega a nosotros a través de la TV. La distorsión de un hecho tan serio como el morir, gracias a la fuerte influencia de las cadenas comerciales, ha llegado a penetrar incluso en los centros confesionales cristianos que se dedican a la docencia”, señala.

Leonardo Lemos, en una eucaristía en la catedral. // BRAIS LORENZO

El responsable diocesano opone a esta tradición pagana el ‘Holywins’. “Desde hace unos años, no muchos, algunos grupos de cristianos y también varias diócesis españolas han presentado una forma especial para acercarse, sobre todo, a los niños y jóvenes, de tal modo que puedan recibir otro mensaje frente a la celebración pagana de la muerte. Ha surgido el día de ‘Holywins,‘ es decir, “la santidad vence” o, quizás mejor, “los santos ganan”.

Compartir el artículo

stats