La Diputación de Ourense repite el presupuesto más elevado de su historia, al igual que en 2020. En total serán 85,7 millones de euros para ejecutar en 2022 donde se destinan 34,9 a obras y servicios, 9,11 serán para educación, cultura y deporte y para la cooperación entre concellos se estiman 9,86 millones de euros. Además también se invierte en la Administración electrónica 1.55 millones de euros.

Estas son las cifras de un proyecto que se aprobó en el pleno de septiembre y que se ratificó definitivamente en el pleno de octubre, después del periodo de exposición pública marcado por la ley. Como siempre, la forma de financiación de los concellos de la provincia separó los argumentos del grupo de gobierno de la oposición. Los primeros centraron la defensa de sus presupuestos en ser la primera Administración de España que los presenta en tiempo y forma y los segundos incidiendo en la necesidad de un plan único de reparto de fondos que sea justo, equitativo y que sea acorde a los criterios que establece la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp). El BNG presentó una enmienda a la totalidad en el pasado pleno de septiembre que fue rechazada y el PSOE hizo alegaciones que fueron desestimadas por un informe de la Intervención de la Diputación. Miguel Caride (ex de DO) argumentó que podría admitirse a trámite las alegaciones y Bernardo Varela (BNG) e Ignacio Gómez (PSOE) le tacharon que “después de dos años se da cuenta de la forma en la que se hacen las cosas en esta Diputación”. También le recriminó Plácido Álvarez su intervención aludiendo que “el año pasado le valían los presupuestos y este año no, qué habrá cambiado señor Caride”.

“El Plan Varela”

Es un mantra que se repite en cada debate de la provincia, en cada aprobación de presupuestos y en cada plan de cooperación del ente provincial con los concellos. Incluso es un tema recurrente en las diferentes comisiones que se desarrollan en la Corporación provincial. La oposición reiteró ayer en el pleno la necesidad de abordar un plan único para que la financiación a los concellos sea “más equitativa y justa”. El más conocido (amistosamente) como “Plan Varela” volvió ayer el pleno provincial. El edil nacionalista Bernardo Varela comentó que “como bien saben tenemos una discrepancia, como diría la jueza de Marbella, profunda de como se hace el reparto de los fondos públicos. Profundísima”. A este respecto, Ignacio Gómez (PSOE) tachó de “reparto caciquil e indecente” los presupuestos que se aprobaron ayer y eludió al plan único para “que llegue más dinero a los concellos que no son del PP. Porque el 99% de las inversiones proyectadas en el presupuesto son para los concellos gobernados por el PP”. El portavoz del gobierno, Plácido Álvarez, les replicó que “lo que pretenden es hacer barullo mediático, una vez más. Quieren monopolizar este pleno sobre el plan único, los intentos por tener su “Plan Varela” son continuos y no hablan de la buena gestión de este gobierno que alcanza la deuda cero y que hoy trae puntos tan importantes como el convenio turístico del Ourense Termal. Quieren enlodar este pleno”. Los votos del PP, Democracia Ourensana y de la edil no adscrita de Ciudadanos sirvieron para aprobar los presupuestos de 2022 del ente provincial que suponen un incremento con respecto al año anterior del 7%.

La Corporación provincial refrendó tres declaraciones institucionales, dos de ellas sobre la recuperación del tren como servicio público, de calidad, de proximidad y un vehículo vertebrador. La declaración institucional pedía la recuperación de los servicios públicos de media distancia previos a las medidas adoptadas por el COVID, los trenes transversales Galicia-Euskadi y Galicia-Cataluña y la implantación de nuevos servicios de proximidad que enlacen con la Alta Velocidad, que llegará en diciembre según afirmó Pardo de Vera, la secretaria de Estado de Transportes.

Además también se aprobó otra reclamación en apoyo de un máster exclusivo en Ingeniería Aeronáutica no campus de Ourense, que incluía instar a la Xunta de Galicia a que emita un informe previo de envío a la verificación favorable para dicho máster en el campus de Ourense antes de la fecha límite del próximo 15 de noviembre.

El pleno de ayer también sirvió para modificar la Relación de Puestos de Trabajo sobre el personal eventual para que la Presidencia tuviera un puesto más de asesor, en detrimento de Democracia Ourensana al que le suprimieron un puesto de eventual. La oposición criticó el cambio porque “esa partida de personal eventual se podría destinar a otros puntos que son necesarios”. Plácido Álvarez (PP) defendió que “la Presidencia quiere reforzar su equipo de personal eventual y por ello hace esta modificación”.

Tres millones de euros para fomentar el termalismo

El pleno de ayer de la Diputación de Ourense sirvió para, entre otras cosas, aprobar un convenio entre el ente provincial, la Secretaría de Estado de Turismo y la Axencia Galega de Turismo con el fin de promocionar y dar más posibilidades a los turistas a partir del termalismo ourensano. En concreto, el voto unánime de toda la Corporación sirvió para apoyar un programa que está dotado de más de tres millones con cinco estrategias para potenciar el “Ourense Termal”, a pesar de tener el termalismo público capitalino cerrado. En concreto, la primera línea de actuación es la cogobernanza colaborativa que está dotada con 280.00 euros y servirá para crear un observatorio mundial de termalismo con encuestas en destino para desgranar las estadísticas de pernoctaciones, gasto medio, días de estancia y demás información para tener una fuente de precisión estadística sobre la demanda que tiene la provincia de Ourense. La segunda es el crecimiento sostenible que está dotado con un presupuesto de 500.000 euros para potenciar el ecobarco termal en la zona del Ribeiro y acometer diferentes mejoras de instalaciones en pantalanes además de desarrollar de forma sostenible cosméticos a partir del agua termal ourensana. El tercer pilar del programa es la transformación competitiva donde está dotado con 620.000 euros para la investigación del valor terapéutico de las aguas termales así como fomentar el I+D+i como una necesidad. La cuarta línea es la mejora de instalaciones y la finalización de las mismas como la zona de Requeixo en Monterrei, la adecuación de un aparcamiento en Bande, equipamientos en Verán o diferentes actuaciones en Cortegada. Además en esta partida está presupuestado un miniparque termal pedagógico. La última partida será de 610.000 euros que abordará un desarrollo del turismo natural a partir de senderismo, viajes en familia, posibilidades deportiva y difusión transversal de la comunicación.