José Manuel Costas, el empresario vigués implicado en el mayor fraude fiscal con facturas falsas de Galicia, a través de su mercantil ‘Las 5 Jotas’, compareció ayer por videoconferencia, desde prisión, en un juicio en el Penal 2 de Ourense por un fraude fiscal en el que será condenado a 32 meses de cárcel y 800.000 euros de multa, la petición del fiscal.

Él admite los hechos y la magistrada plasmará dicha pena en sentencia. La conformidad esperada no se materializó ayer porque la Agencia Tributaria no mostró su visto bueno. En esta causa hay otro encausado, Martín D. L., administrador de una constructora, quien también compareció por videoconferencia desde el centro penitenciario, reconoció los hechos y, en su caso, recibirá 48 meses de cárcel y casi 1,5 millones de multa.

Ambos se confiesan autores de delitos continuados de falsedad mercantil en concurso medial con delitos contra la Hacienda Pública. Antes de reconocer los hechos y de que se contemplara la atenuante de dilaciones indebidas muy cualificadas –las partes renunciaron a practicar la prueba del juicio–, se enfrentaban a 8 y 12 años.

Operaron con facturas falsas, en varias anualidades, para que la empresa del acusado Martín pudiera deducir como gastos la base imponible del Impuesto de Sociedades y del IVA, defraudando de esa manera a Hacienda. Costas colaboró, en los ejercicios fiscales 2009 y 2010, con facturas mendaces que respondían a servicios o a trabajos que no habían sido realmente prestados.