Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome sobre la querella de la Fiscalía: “Me mataron 10 veces, pero sigo vivo”

El regidor ourensano desliza que la ex edil socialista de Urbanismo, Áurea Soto, está detrás de la denuncia y esta aclara que “si yo presento algo, no lo hago con anónimos”

El regidor ourensano, Pérez Jácome, en el salón de plenos del Concello de Ourense. | // FERNANDO CASANOVA

Pérez Jácome no está preocupado ni lo más mínimo por la querella que la Fiscalía de Ourense, presentó contra él por la presunto malversación continuada de caudales públicos que ahora le imputan. El regidor ourensano hizo un repaso por los líos judiciales en los que se vio envuelto y también radiografió los resultados electorales de Democracia Ourensana desde sus inicios para terminar diciendo que “me han matado 10 veces, pero sigo vivo”.

Sobre los hechos que se exponen en la querella, en concreto cinco pagos y retiradas de dinero de la cuenta del partido a su nombre, explica que “cualquier partido gasta su dinero, si es legal, en lo que más les conviene. Y desde DO entendemos que el medio más rentable es Auria TV. Lo hicimos en su momento, lo haremos y lo seguiremos haciendo. No solo es que sea ético y legal, si no que desde DO creemos que es lo correcto, lo ideal”.

En los últimos días, tanto Pérez Jácome como Armando Ojea, teniente alcalde de Ourense y números dos de Democracia Ourensana, insinuaron que el PSOE estaba detrás de la denuncia presentada y de que la querella se admitiera a trámite. Ayer, Pérez Jácome deslizó que podría ser el entorno de la ex edil de urbanismo, Áurea Soto (PSOE), o ella misma la que puso la denuncia anónima por la que se generó la investigación de la Fiscalía.

En este sentido, el regidor ourensano comento que “no tengo pruebas, pero creo que esta denuncia no viene de los tránsfugas, si no que viene del entorno de Área Soto o ella misma porque ella ya había hecho una denuncia en su momento, precisamente pidiendo esta información a las mismas fuentes y vuelve con el mismo rollo. Cuando se archive, será otra derrota de Áurea Soto”.

Al respecto, la ex edil socialista es clara, concreta y no quiere darle más vueltas al asunto: “Yo si presento algo no lo hago de forma anónima”.

La fiscal jefa y DO

Desde el seno de DO, tanto Jácome como Ojea, insinuaron que la fiscal jefa podría estar obedeciendo al partido que la puso ahí. Ojea puso un comentario en sus redes sociales señalando que “ante el nuevo ataque a Jácome (y van...) se me ocurre pensar que: el fiscal jefe, libre designación por parte de la Fiscalía General del Estado. Ésta, controlada por el gobierno de turno. Gobierno de turno del PSOE...A partir de ahí piensen ustedes”, al que Jácome compartió con el siguiente mensaje: “Efectivamente, cuando una Fiscalía está designada a dedo por un partido político, en este caso el PSOE, no es difícil creer que PSOE hará lo que sea para intentar derrocar a DO de la Alcaldía”.

Minutos después borró el comentario y ayer se excusó haciendo una analogía con los productos del gigante de Inditex. Jácome dijo que “es como hace Zara con los productos, los pone a la venta y si no le funciona los retiran. Pues pasa un poco lo mismo con las redes sociales, que buscas un objetivo y después no es lo que esperabas. Lo del comentario no tiene mucho bombo, los que hablan son gente que no tiene ni idea”.

Y también dejo caer la vinculación entre un puesto de libre designación como es de de fiscal jefe de Ourense con el órgano que tiene la competencia para nombrarlo, que en este caso es la Fiscalía General del Estado, en la que está al frente la socialista Dolores Delgado. Jácome arguyó que “el puesto de fiscal jefe es de libre designación y si es el partido que te puso ahí no vas a desobedecer al partido”.

Sobre el fondo de la cuestión, Pérez Jácome arguyó que “sin tener más información (sobre las retiradas y los pagos) nos sorprende que se haya hecho una querella. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas sí que tiene esa información ya que se le pasa de forma anual. Es una denuncia más. Preocupación cero”. También quiso incidir en la “información sesgada” por no investigar el concepto de las retiradas que hizo en 2015 por importe de 50.000 euros.

Actualmente, Pérez Jácome no está citado para ir a declarar, pero sí que tiene un plazo para aportar la documentación e información que estime pertinente para justificar los movimientos de dinero del grupo municipal de DO.

Las redes sociales de Pérez Jácome y Armando Ojea.

Contra el BNG

El regidor ourensano señaló que el BNG filtró a los medios de comunicación la cuenta de una comida que ascendía a 222 euros que había tenido Jácome con representantes del Consorcio de Turismo. A este respecto, calificó de “bajeza” la filtración y arguyó que era una “comida protocolaria” que va cargada a los gastos protocolarios. Jácome señaló que pedirá a los concellos de Pontevedra (BNG), al de Santiago y al de Coruña (PSOE) los gastos protocolarios para saber cuánto gasta cada alcalde, incluso “veremos lo que ha gastado el difunto Sánchez Vidal, para que se vea lo que se gasta cada partido en gastos protocolarios”. Y aclaró que “a mí los gastos protocolarios me dan igual”.

Los buses de Ourense no serán eléctricos

El transporte urbano es uno de los deberes del gobierno ourensano desde 2015 cuando caducó la concesión. Antes Miguel Caride (ex concejal de DO) y hasta hace nada Pérez Jácome diseñaban un transporte urbano que fuera sostenible y sobre todo con una flota de buses que fueran eléctricos para no contaminar.

Ayer el regidor ourensano dio una vuelta de tuerca a la pretensión con la que iniciaron el mandato, aludiendo al coste de los buses eléctricos, a su autonomía y también a la frecuencia de los mismos. El regidor justificó el cambio de decisión, de comprar vehículos eléctricos a convencionales, porque el coste de los eléctricos es más elevado y porque su autonomía sería insuficiente para cubrir las 16 horas de servicio. Además señaló que por el mismo precio que se compran autobuses eléctricos se podrían comprar más autobuses convencionales y “con más frecuencias de autobuses que pongamos podemos dar un mejor servicio, lo que supondría quitar alrededor de 2.000 coches de la ciudad, por lo que contaminaríamos menos”.

También incidió en el hándicap de las maniobras de los autobuses eléctricos ya que “en cada curva pierden mucho tiempo porque tienen que ir más despacio”. Jácome señaló que “en una semana o dos se licitará la compra de autobuses por un lado y la del servicio por otro”.

El regidor ourensano no quiso dejar escapar la oportunidad de culpabilizar al PSOE de Rodríguez Villarino por presentar un recurso por la macromodificación de los 62 millones y de la petición de los socialistas de unas medidas cautelares que supondrían la paralización de los proyectos aprobados en la propia modificación. Jácome comentó que “eso es lo que le importa Ourense al PSOE, intentan bloquear la renovación de los parques, las compras de autobuses y muchas cosas más. Es un varapalo para Ourense, porque tiene un déficit en muchas cosas y el PSOE lo está intentando parar”.

Compartir el artículo

stats