Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abogadas pioneras en Galicia en defensa de los animales

Ourense impulsa el primer grupo de trabajo para dar asesoramiento gratuito y mejorar la concienciación de todos: “Queremos sensibilizar a la sociedad e instituciones”

Mayte Padrón, Alejandra Araújo y Elvira Silva, tres de las integrantes de este grupo de trabajo del colegio de la abogacía. // F. CASANOVA

El de Ourense es el primer colegio de la abogacía de los siete de Galicia con un grupo de trabajo para ofrecer, de manera desinteresada, asesoramiento en defensa de los derechos de los animales, además de promover una mentalidad colectiva contra el maltrato y el abandono. “Queremos contribuir a una mayor sensibilización de la sociedad y de las instituciones. A las asociaciones que llevan el peso del cuidado y de la atención a los animales, queremos dirigirnos a ellas para que sepan que tienen un lugar al que acudir”, explican Elvira Silva, Mayte Padrón y Alejandra Araújo, tres de las primeras integrantes de este grupo.

La iniciativa fue aprobada por la junta de gobierno del colegio de Ourense ya en febrero de 2020. Se reunieron en vísperas del confinamiento y, desde entonces, la pandemia había frenado la puesta en marcha de esta iniciativa, entre cuyos fines se encuentra prestar asistencia jurídica pro bono –es decir, gratuita– en la persecución de hechos contra los derechos de los animales, pero también realizar cursos de formación jurídica sobre la materia, o llegar a ofrecer charlas a la población en general, sobre todo a los jóvenes.

“Somos compañeras, somos inquietas y compartimos el amor por los animales”

decoration

“No creamos un grupo para llevar casos de maltrato animal. De existir una infracción de ese tipo, es pública y perseguible de oficio, y entendemos que quien tiene que ocuparse es la Fiscalía, sin perjuicio de que nosotros tengamos un canal de comunicación, o mostremos apoyo o exista alguna situación en la que sea necesario, y ya veremos cómo, personarnos en un procedimiento en defensa de una determinada situación. Pero la idea es mucho más amplia que lo que se ciñe al marco judicial. Los abogados no solo estamos en el juzgado, sino que nuestra labor jurídica va mucho más allá”, reivindican estas profesionales.

Hace unos días se reunieron siete, “y poco a poco, creemos que se irán sumando más compañeros”. Además de Padrón, Araújo y Silva, también colaboran Yolanda Ramos, Jorge Encinas –el único varón, por ahora–, Lourdes Carballo, María Luisa Sabucedo, María Jesús Cabanas o Montserrat Valencia. “Somos compañeras, somos inquietas y compartimos el amor por los animales”, indica Silva. Prestan su tiempo a una acción voluntaria. “Es una labor desinteresada y abierta a todos los colegiados, ejercientes o no”, aclaran.

“Estos días estamos recabando datos sobre grupos y asociaciones animalistas para ponernos en contacto con ellos. Además, estamos creando una estructura de comunicación interna más ágil y empezaremos a trazar líneas más claras de actuación en la próxima reunión”. Uno de esos primeros pasos, avanzan, será mantener una reunión con la fiscala delegada de Medio Ambiente en Ourense, Carmen Eiró, que además es la coordinadora de esta especialidad en toda Galicia.

También figura entre los objetivos llegar a organizar encuentros con representantes de la Subdelegación, la Diputación, el Concello, y con las policías Autonómica y Local, con una problemática grave y sin esclarecer en la ciudad, la de los cebos con alfileres que desde hace meses preocupa a los dueños de perros y a entidades de protección de los animales.

Esa crisis motivó, en cierta medida, la creación del grupo. “La asociación Apmou hizo una petición al colegio, debido a la gran inquietud que se había generado. A raíz de ese escrito, que el colegio trasladó a los colegiados, surgió la idea”, señala Silva.

Compartir el artículo

stats