Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más flores en el cementerio el año después

Afluencia de clientes en los puestos de la alameda. | // IÑAKI OSORIO

Sin cierres perimetrales ni restricciones especiales por el COVID, la festividad de Todos los Santos se celebrará este fin de semana con normalidad prepandémica. De ello dan cuenta los floristas de la plaza, que ya trabajan contra reloj preparando centros y dispensando flores a los clientes que prefieren crear sus propios diseños.

Una estampa muy diferente a la de hace un año, en plena segunda ola, cuando la batalla contra el virus se libraba con duras limitaciones en la movilidad y las reuniones. Las visitas a los cementerios fuera del municipio estaban restringidas y aquello afectó también al mercado de la flor, que perdió buena parte de las ventas habituales.

Un año después, ni rastro del otoño gris de la pandemia. En los puestos de flores de la Plaza de Abastos se imponen los claveles rojos, los pompones amarillos y los crisantemos de todos los colores. Los floristas recogen largas listas de encargos, elaboran centros para exposición y empaquetan todo tipo de surtidos, mientras la clientela mira el producto, revisa la calidad y pregunta.

“La gente se está adelantando este año, quizás por miedo a que haya aglomeraciones los últimos días”, afirma Lorena Pombo, de Arte Floral Xaraiba, que también ha notado un incremento en el gasto: “Como el año pasado no pudieron llevar, este año quieren poner algo más”, apunta.

Rosa recoge varios paquetes de flores en el puesto de Milagros Albitos para montar sus propios centros en casa. | // IÑAKI OSORIO

Rosa es una de esas clientas adelantadas, pero sus motivos tiene. Los seres queridos a los que visita están en cinco cementerios repartidos por toda la geografía lucense y ourensana, y no tiene tiempo que perder. Una ruta a la que dedica varios días y que el año pasado, con la movilidad restringida por la pandemia, no pudo hacer. “Me gusta venir a la plaza porque tengo más surtido y mejores precios”, relata, “siempre preparo yo los centros y como tengo que ir a varios sitios, suelo llevar clavel y verde, que es lo que más aguanta”, señala.

Como Rosa, otros muchos ourensanos han empezado a hacer acopio de flores. “La temperatura que tenemos estos días es buena y la gente ya se está llevando flor al detalle para mantener en casa y preparar sus centros”, explica Lorena Pombo. Pero también son muchos los que encargan con antelación. Esta es la mejor opción porque llega un punto en el que ya no se recogen más encargos. Juan Bautista Atrio, de Milagros Albitos, afirma que ya el día 23 estaba completo, aunque cogió algún encargo más el 24. “Trabajamos horas y horas pero no podemos hacer más”, señala. Por eso optan por tener siempre centros en exposición. “Muchos vienen el mismo día o un día antes y se llevan algo de lo que ya tenemos hecho”, apunta Lorena. Desde 15 euros, afirma, “se puede llevar un centro curioso”.

Los floristas también constatan problemas de suministro debido al transporte y a una menor producción de flor. Esto repercute en el precio, que es ha encarecido ligeramente respecto al año anterior.

Compartir el artículo

stats