Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadería en la provincia vacía: uno de cada tres concellos tiene más ovejas y vacas que vecinos

En 34 de 92 municipios de Ourense viven menos personas que ganado bovino y ovino | Arnoia, con menos de un millar de residentes, registra el menor número de ejemplares de esta ganadería, con solo 19 ovejas y cabras

Juana Vázquez tiene tres ovejas y un carnero en A Arnoia, un municipio en el que solo hay 19 ovejas y cabras. // FERNANDO CASANOVA

A Juana Vázquez, de 68 años, el amor la llevó hace ya medio siglo desde su municipio natal de Pontedeva al de A Arnoia, de donde era su marido, que falleció hace nueve años. Con él, Juanita, como la conocen en el pueblo, tuvo unos invernaderos y ganado, con un número de ovejas mayor –catorce, entonces– a las que sigue cuidando ahora: son solo cuatro animales, tres ovejas y un carnero. Lo hace por seguir con la actividad que desarrollaba antes su suegra, y por disponer además de nutrientes para la tierra.

“Axudan a limpar o monte e ademais fan abono para a horta. E se dan un año, pois tamén o comemos”, dice. “De momento, mentres poida, seguirei con elas. Saio, ando, rozo os fentos para facer estrume e elas comen”.

A Arnoia, donde el censo se sitúa por debajo del millar de residentes, es el concello de la provincia de Ourense en el que hay un menor número de ejemplares de bovino, ovino y caprino: un total de 19 animales a nombre de 10 propietarios, lo que evidencia el carácter doméstico de estas miniexplotaciones.

En una provincia con una grave crisis demográfica, que ha perdido cerca de 40.000 habitantes en lo que va de siglo –tenía más de 345.000 en el año 2000 y el censo ha caído ya por debajo de los 305.000–, uno de cada tres municipios tiene menos residentes que vacas, ovejas y cabras. Hay 34 municipios con más ganadería de este tipo que vecinos.

En toda la provincia hay 2.481 explotaciones de bovino, con un total de 68.999 cabezas de ganado. El número de granjas de ovino y de caprino en la provincia asciende en la actualidad a 6.312 y la suma de estos animales se sitúa en 61.895

decoration

Juanita y sus ovejas. // FERNANDO CASANOVA

Según la Consellería do Medio Rural, en toda la provincia hay 2.481 explotaciones de bovino, con un total de 68.999 cabezas de ganado. Pese a la existencia de variedades autóctonas propias en zonas del Macizo Central, y a la potencialidad de las sierras de Ourense para esta actividad primaria, la cifra es la más baja de las cuatro provincias, con un total de bovinos en Galicia en torno a los 950.000. Por debajo ya de aquel “millón de vacas” que Manuel Rivas llevó al titular de su primer gran obra literaria, en 1989. El número de granjas de ovino y de caprino en la provincia asciende en la actualidad a 6.312 y la suma de estos animales se sitúa en 61.895.

Desciende de forma inexorable cada año el censo de habitantes de Ourense –la población de toda la provincia es ya solo un poco superior a la de la ciudad de Vigo–, mientras que el número de cabezas de bovino, en el caso de este territorio, se ha visto incrementado en la última década. En cambio, hay menos ovejas y cabras.

Según el censo agrario del Instituto Galego de Estatística (IGE), en 2009 había registrados 57.922 animales bovinos –ahora son 68.999, un 19% más–, 74.191 ovejas y 12.546 cabras. En la actualidad, la suma de estas dos especies juntas es de 61.895 cabezas, un 63% inferior que hace doce años.

Con casi la misma población, por debajo del millar de habitantes, la cifra de 19 ovejas y cabras como únicos animales de ganadería bovina y ovina de A Arnoia contrasta con las 758 reses bovinas y 1.339 ovejas y cabras de Baltar. Con menos de 1.500 habitantes, Bande tiene 677 bovinos y 863 ovejas. En Baños de Molgas, con un número casi igual de vecinos, hay 1.136 reses vacunas y 629 cabezas de ovino y caprino. Os Blancos, donde residen más de 700 personas, se contabilizan 182 bovinos y 1.372 ovinos.

En algunos municipios, la cifra de este tipo de ganadería multiplica a la de los habitantes. En Bolo, con 850 vecinos, se cuentan 785 bovinos y 809 ovinos. Son 880 y 691 en Calvos de Randín, respectivamente, cuya población es de 735 personas. En Castro Caldelas, con 1.200 habitantes, el número de bovinos es de 2.699 y el de ovinos, de 597. Aún más llamativa es la proporción en Chandrexa de Queixa, donde con menos de medio millar de vecinos hay 1.854 animales vacunos y 1.633 ejemplares de ganado lanar. Son 1.250 y 1.713, respectivamente, en Cualedro, donde viven algo más de 1.600 personas. En A Gudiña, el municipio de residencia de unas 1.200, se contabilizan 4.790 cabezas de bovino y 1.281 ovejas y cabras.

Un grupo de vacas de raza cachena en Cualedro. // BRAIS LORENZO

En Maceda hay unos 2.800 habitantes, 2.916 bovinos y 1.991 ovejas y cabras. En Manzaneda (más de 800 vecinos), hay 671 y 1.417, respectivamente. En A Merca, que tiene menos de 2.000 residentes, hay un número un poco mayor de estos animales: 933 bovinos y 1.157 ovejas y cabras. A Mezquita, con un millar de habitantes, tiene 3.064 y 1.576. Son 5.993 reses bovinas y 214 lanares en Montederramo. En Parada de Sil, con medio millar de personas, 848 y 146. En Trives, con 2.000 habitantes, hay 1.580 y 1.123.

Además de los 34 municipios en los que hay más vacas y ovejas que vecinos, en otros seis lugares de Ourense –Castrelo do Val, Laza, Lobeira, Monterrei, Muíños y Piñor–, la ratio entre humanos y ganado es casi uno

decoration

Porqueira (800 habitantes) tiene 546 bovinos y 598 ovinos; Rairiz de Veiga (1.200 personas), 1.002 y 562; Riós (1.400 residentes), 946 y 877, respectivamente. En San Xoán de Río, con medio millar de vecinos en el padrón, se contabilizan 1.409 bovinos y 208 ovejas y cabras. Son 841 y 458 en Sandiás, con menos de 1.200 habitantes. En Sarreaus –1.100 vecinos–, los datos son de 1.831 y 857; en Taboadela –1.400 residentes–, 322 y 1.439.

A Teixeira, el concello menos poblado de la provincia de Ourense –poco más de 300 personas–, tiene 348 bovinos y 73 ovejas y cabras. Hay 452 y 1.257, respectivamente, en Trasmiras, donde viven 1.200 habitantes. A Veiga, con menos de 900 vecinos, contabiliza 2.284 cabezas bovinas y 675 lanares. Verea, con unas 900 personas, tiene 881 y 1.150. En Viana do Bolo, donde residen 2.800 vecinos, hay 2.986 bovinos y 2.245 ovinos. En Vilar de Barrio –menos de 1.300 habitantes–, son 1.877 y 687, respectivamente; en Vilardevós –1.800 personas–, 921 y 1.587; en Vilariño de Conso –medio millar de habitantes–, 580 y 3.422; en Xunqueira de Ambía –1.300 personas– 929 y 465; y en Xunqueira de Espadanedo (750 vecinos), 781 y 534.

Además de estos 34 municipios en los que hay más vacas y ovejas que vecinos, en otros seis lugares de Ourense –Castrelo do Val, Laza, Lobeira, Monterrei, Muíños y Piñor–, la ratio entre humanos y ganado es casi uno.

Compartir el artículo

stats