Frente a la inversión prevista para la provincia de Ourense de 157,4 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado –son 35 más que este año–, el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, mantiene el discurso habitual que fue uno de los pilares ideológicos de Democracia Ourensana, desde su creación: la apelación al agravio comparativo, al sentimiento de una ciudad y una provincias “cenicientas” para las administraciones autonómica y central, a la hora de acometer inversiones que frenen las carencias estructurales de un territorio que tiene la peor tasa de actividad de España.

“Es una tomadura de pelo”

“Se confirma en los presupuestos lo que dije: la estación de Foster, ni está si se le espera. La de Vigo se inauguró el otro día, inclinando la actividad y fuerza hacia Vigo, con ese centro comercial espectacular. En Ourense, donde dicen que está la estación central de Galicia, tenemos una estación franquista. Es la diferencia de cómo nos discriminan y de cómo PP y PSOE no hacen nada. Es una tomadura de pelo para todos los ourensanos, que tenemos que levantarnos en urnas, en vez de en armas, contra los Gobiernos de la Xunta y del Estado” , expresó el regidor de la ciudad.

Siguiendo con ese argumento, Gonzalo Jácome puso como ejemplo la consecución de un escaño en el Congreso de los Diputados, en las últimas elecciones generales, de la formación localista Teruel Existe, que consiguió aglutinar el descontento ciudadano ante la falta de inversiones y el olvido institucional hacia esa provincia aragonesa. “Nosotros nos presentamos a tres elecciones autonómicas para intentar cambiar las cosas, no tuvimos la suerte de Teruel, pero el futuro va por ahí. Los pequeños tenemos que votarnos a nosotros mismos, porque es la única forma de defendernos”, considera el alcalde.

Pérez Jácome afea al Gobierno que no atienda a las peticiones para poder mantener reuniones en Madrid en las que abordar asuntos como la financiación de la reforma de la Plaza de Abastos o la expropiación de terrenos de Adif –en A Ponte y la estación de San Francisco–, lo que la administración ferroviaria descarta porque es una solución inviable. “Hemos pedido varias citas pero no nos atienden. Nos discriminan”.

157 millones para la provincia, 35 más que en 2021, y 514 euros de inversión por habitante

Los Presupuestos Generales del Estado contemplan una inversión de 157,4 millones de euros para la provincia de Ourense (son 35 más que en 2021), con partidas para la variante exterior y la integración del AVE en la ciudad desde Taboadela –22,7 millones–, la circunvalación de O Barco –casi 23 millones–, la variante norte, entre Eirasvedras y Quintela –2 millones, una obra ya licitada–, así como la rehabilitación del Museo Arqueológico –3 millones–, una intervención en el claustro de hospedería de Melón –más de 342.000 euros–, o la conservación de carreteras, con una inversión que supera los 11,3 millones de euros para el ejercicio de 2022.

Los diputados ourensanos del PSOE, Uxía Tizón y Adolfo Pérez, celebran “el compromiso del Gobierno central con la provincia”. Las cuentas del Estado supondrán que “seis de cada diez euros se destinarán a gasto social”. Los dos representantes socialistas por la provincia destacan el aumento de la inversión por habitante en Ourense, de 402,98 a 513,97 euros.