Un conductor que sufrió una salida de vía en la que resultó herido, la madrugada del pasado 11 de octubre en la carretera OU-536, en Montederramo, está investigado, después de que la Guardia Civil de Tráfico comprobara, en una visita al hospital, que no dispone de carné y, además, presentaba síntomas de ir bebido. No fue posible contrastar con el resultado de la prueba, puesto que el infractor se negó, a pesar de que esto constituye un delito.

En total, está investigado por tres delitos contra la seguridad vial: conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, negarse a la prueba de alcoholemia y conducir sin haber obtenido nunca el permiso.

Se enfrenta a penas que oscilan entre los tres meses y el año de prisión, multa de seis a 24 meses, así como a la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores por un tiempo superior a un año, y hasta cuatro.