Cantera de la escena profesional, pero también del espectador de base que ama el teatro y sabe mirar y apreciar una obra, el Aula de Teatro Universitaria de Ourense es un referente. En 2019 recibió, junto con la de Santiago, el Premio de Honra Marisa Soto que concede la Asociación de Actores e Actrices de Galicia dentro de los Premios María Casares. Un homenaje que reconocía también el trabajo que hacen estas aulas a la hora de crear aficionados, público y un tejido de festivales.

Así lo defiende el actor y director del aula, Fernando Dacosta, que pone en valor la capacidad de “enganche” del aula que ayer abrió sus puertas a un nuevo curso en el campus con 35 alumnos inscritos. “Aquí la gente llega con expectativas muy variadas, disfrutar del teatro, relacionarse, aprender a hablar en público... Los que se quieren dedicar profesionalmente son una minoría, pero a veces ocurre que descubren este mundo y acaban enganchados”, señala.

Desde su inicio, ha estado coordinada por la compañía Sarabela y por ella han pasado jóvenes que después estudiaron Arte Dramático, que hoy son profesores de teatro en institutos de la ciudad, que trabajan en la escena profesional o el audiovisual gallego o que forman parte de algún grupo de teatro. Pero sobre todo, explica Dacosta, lo que se busca es “potenciar la querencia por el teatro, formar espectadores que amen el teatro y que mientras se están formando disfruten del teatro”.

Y así arranca una nueva temporada en el aula universitaria, con el deseo de “seguir siendo esta cantera y es horno de nuevos creadores”, señala Dacosta. La actividad ofrece cuatro niveles. El aula Gepetto de teatro infantil, y los grupos Rosaura, Cordelia y Maricastaña, que equivalen a tres peldaños formativos.

Por el momento hay 35 inscritos pero la matrícula está abierta y la organización confía en llegar a los 50 alumnos, que es la cifra habitual. Cada nivel prepara una obra. Los primeros en estrenar son los del aula infantil, que presentan su trabajo en la MOTI, en diciembre. Será “un espectáculo sobre los viajes iniciáticos”, avanza Fernando Dacosta. Rosaura se encarga de la pieza de inicio en la MITEU y Cordelia estrenará obra en el Teatro Principal, también en el marco de la Mostra de Teatro Universitario.

El grupo Maricastaña, en el nivel superior, comienza antes con una gira por España y Portugal. “Alguna vez fuimos también a Italia y Marruecos, pero ahora es más complicado por las circunstancias”, explica Dacosta, que dirige este nivel. El grupo suele estrenar en otros festivales que se celebran antes de la MITEU y con la misma obra clausuran esta muestra en Ourense. Este año, adelanta Ferando Dacosta, el espectáculo se titula “O parke do crepúskulo”, ambas con K porque está enfocado al movimiento okupa: “Aborda lo que es ilegal supuestamente, pero que uno considera que es justo y moral; una búsqueda de otras maneras de vivir diferentes”, concluye.