“A ver si tenéis suerte y lo conseguís”, decía uno de los jóvenes firmantes tras dejar el boli sobre la mesa. Como si en toda esta historia no influyeran también las decisiones que se toman en los despachos sin pensar en lo que mejor vendría a una ciudad que no es capaz de retener ni una mínima parte del talento que genera.

Desde ayer, los integrantes de la plataforma ProCampus recogen rúbricas en diferentes zonas de Ourense para ejercer presión sobre la Xunta y lograr que el máster habilitante para los alumnos que estudian Ingeniería Aeroespacial se implante, por fin, en la misma ciudad.

Durante dos horas y media, más de 400 personas secundaron la iniciativa con su nombre y apellido en la calle del Paseo, frente a la Sala Valente. A la cita acudieron también políticos de todas las formaciones que cuentan con representación en la Casa Consistorial y que ya han tratado la problemática en diferentes mociones.

“El 15 de noviembre es la fecha límite que tiene la Xunta de Galicia para que se inicie el preceptivo proceso de ‘verificación’ para cualquier titulación que se desee ofertar la próxima primavera y que los alumnos de la tercera promoción que hayan estudiado aquí puedan completar su formación sin tener que marcharse a otras ciudades”, explica Claudio Cerdeiriña, profesor del departamento de Física Aplicada de la titulación.

En medio de la disputa por la implantación de un máster compartido entre la Universidad de A Coruña y la Universidad de Vigo, lo cierto es que –según la información que manejan en la plataforma– la única memoria que se ha presentado es la que otorgaría por completo la titulación al campus ourensano. “La de la titulación interuniversitaria no es que esté sin terminar, es que ni siquiera se ha comenzado a elaborar. El asunto está totalmente bloqueado y eso va a perjudicar a la próxima promoción de alumnos que se gradúen. La única documentación presentada es la nuestra, que aboga por que el máster se implante al completo aquí ya que es donde está también Ingeniería Aeroespacial”, advierte Cerdeiriña.

La plataforma se apoya en el aval de distintas entidades de Aeronáutica de España para pedir “decididamente” que se retome la vía del máster exclusivo para Ourense. “Llevamos dos años sintiéndonos impotentes porque desde la Xunta de Galicia se planteó que la titulación habilitante se desarrollase entre las dos universidades, conjuntamente. Le dio a ambas entidades académicas dos meses de plazo para presentar sus proyectos y ya han pasado dos años. La única memoria que hay sobre la mesa es la nuestra y lo único que pedimos es que las envíen a verificar”, afirma el investigador.

Personas de todas las edades añadieron su firma. | // FERNANDO CASANOVA

Un posgrado para atraer doctorados, investigación e inversión a la provincia

A nivel local todas las formaciones políticas muestran –por unanimidad– su apoyo a un posgrado que, además, continuaría dejando beneficios económicos en la ciudad puesto que los estudiantes podrían seguir viviendo un año más en Ourense. Y no son pocos los que se lo plantearían, como afirmaron muchos en los dos actos de graduación que ya se han celebrado.

En una ciudad en la que ya se ha confirmado que el grado y el máster en Inteligencia Artificial llegarán en el curso 2022/2023, los estudiantes de Ingeniería Aeroespacial continúan sin poder completar su formación y tampoco se ha presentado un plan atrayente para empresas que se asienten en la provincia y puedan aprovechar después todo ese potencial humano. “Al final lo único que reclamamos es apoyo para que la escuela y lo que en ella se estudia se pueda desarrollar con naturalidad”, dice Cerdeiriña.

“Lo lógico sería que después del grado se tuviera acceso al posgrado, para así también acoger programas de doctorado y potenciar la investigación. Es el único modo de que todo esto resulte realmente rentable para la ciudad y el campus. Ahora mismo estamos estancados”, lamenta el profesor.

Los próximos días recogerán más rúbricas en diferentes puntos de la ciudad

Las próximas semanas continuarán recabando firmas en diferentes emplazamientos: en el campus (el miércoles de 11.00 a 13.30 horas), en la avenida de la Saínza (el jueves de 17.30 a 20.00 horas), en Sáenz Díez (el viernes de 17.30 a 20.00 horas), en la avenida de las Caldas (el miércoles 20 en el mismo horario de tarde), en Ervedelo (el jueves 21) y en la biblioteca del campus (el viernes 22 de 11.00 a 13.30 horas) para terminar el 26 de octubre en la estación de tren (por la tarde) y volver el 6 de noviembre a la calle del Paseo (por la mañana).

De este modo quieren presentar el aval social y político con todas las rúbricas recabadas antes del 15 de noviembre –que es cuando termina el plazo para enviar la memoria a ‘verificar’–.