Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PATRIMONIO CULTURAL

De un cáliz del S.XII a una bula pontificia del S.XX, los tesoros sinodales de la Catedral

El Obispado inaugura una exposición con una veintena de reliquias que hablan de historia y religión de Ourense a lo largo de diez siglos

Representantes políticos y eclesiásticos en la sede del Obispo de Ourense. | // FERNANDO CASANOVA

“Les mando a todos los clérigos que tengan cuidado de mandar cada año a sus feligreses a los que no hubieren recibido el sacramento de la confirmación, lo procuren recibir porque en enero hay mucha falta. Lean estas constituciones cada año alguna vez en su iglesia públicamente porque sabiendo el pueblo ayudará a cumplir el sínodo aprobante”.

Así narra un párrafo del Breviarum Auriense de 1485-1490 hecho en piel y pergamino, expuesto en el Obispado de Ourense y guardado patrimonialmente en el Archivo de la Catedral de Ourense. Este es uno de los primeros impresos de la exposición Sínodos de la Iglesia en Ourense, en el marco de la Clausura del Sínodo diocesano, donde donde una veintena de piezas y carteles muestran la historia religiosa, cultural y patrimonial no solo de la ciudad si no también de la provincia.

Luis Manuel Cuña, responsable del archivo de la Catedral, desgranó minuciosamente cada una de las partes que componen la exposición señalando que “la intención es ir haciendo un recorrido por esta historia, porque la iglesia de Ourense no nació hoy ni nació ayer, si no que tiene una larga historia que contar que se entronca a través de la sucesión apostólica con el colegio de los apóstoles, hasta nuestro obispo Monseñor Leonardo Lemos”.

El subdelegado del Gobierno y el archivero de la Catedral. | // F.C.

El obispo Leonardo Lemos explicó que la exposición tiene dos objetivos. El primero es contar la historia del sínodo de Ourense a partir de las partes patrimoniales que hay en la Catedral de San Martiño para “retomar la historia de la provincia y la historia de la iglesia ourensana que se engloba en la historia sinodal”. Y como segundo objetivo “nos ayuda a vivir el presente y el futuro a partir de nuestra raíces que son fuertes, a partir de estas píldoras sencillas y muy trabajadas que sintetizan parte de la historia sinodal de Ourense”.

El primer objeto que se expone es el más antiguo de todos y data del S.XII con un cáliz de plata para hacer la eucaristía. Luis Manuel señala que “es para que vayamos navegando en la historia de la iglesia a partir de objetos, ya que una exposición solamente de texto se hace aburrida y este cáliz ejemplifica esa belleza, esa joya que tenemos en la Catedral de Ourense”. Otra de las piezas destacadas es una copia de la pieza del arcón relicario del esmalte de Limoges que data del S.XIV.

El archivero dice que “traer el original sería un poco complicado, un poco arriesgado traer una talla real de la virgen de Limoges. Es una reproducción exacta y se ve perfectamente su belleza”. El archivero cuenta como el original fue robado cuando se iba a exponer en Burgos y que se hizo una reproducción exacta para exponerla y evitar este tipo de sustracciones de una pieza tan valiosa e importante para la Catedral de Ourense.

Y añade que “esta exposición también tiene documentos importantes de finales del sínodo y otros objetos que nos hablan de lo que es la figura esencial de la diócesis, que es el pastor del obispo. Por eso, encontraréis desde la cruz pectoral al sello del único cardenal residente en Ourense y que era de Ourense que hemos tenido, que fue Pedro Quevedo, que así lo atestigua el nombramiento y que murió en 1818.

El evangelario de 1751 en la exposición. | // F.C.

Además también se exhibe una cruz pectoral y un anillo así como un solideo (gorro redondo que portan el Papa, los obispos y algunos eclesiásticos) y unos zapatos litúrgicos del Obispo Cesáreo Rodrigo que datan del S.XIX, más concretamente de los años 1875 al 1895. Luis Menor arguye que “el pompón verde denotaba un tipo de licenciado y está hecho de seda y terciopelo. Además en los zapatos podemos ver como tienen la identificación clara de Santiago Apóstol, con la imagen bordada de su tumba y también la cruz que lo identifica. Es uno de los objetos de gran calidad y de gran valor, y se utilizaban en las celebraciones pontificales”.

“Nos ayuda a vivir el presente y el futuro a partir de nuestra raíces”

decoration

Continuando con el recorrido hay un misal hecho a piel y pergamino que data del S.XVIII, un libro que recoge las constituciones sinodales del obispo Ruiz de Valdicieso de 162, otro de 1908 de Eustaquio Ilundain y un evangelario del 1751 de terciopelo, muy cuidado, con un broche de seguridad que se conserva en la Catedral.

Luis Menor se para en una bula pontífice explicando que “es un documento pontificio en pergamino de plomo que lleva el sello del Papa y por el cual San Pío X nombra obispo a Monseñor Ilundain, que fue el que convocó y llevó a término el último sínodo en 1908, donde se puede ver como era esa convocatoria y evidentemente llegamos al día actual con el decreto firmado por Monseñor Leonardo Lemos de apertura del sínodo y su báculo”. Un recorrido por las raíces de la iglesia en Ourense y de sus asambleas eclesiástica que hablan de religión e historia, a través del patrimonio.

Compartir el artículo

stats