Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La recaudación del IAE cae por primera vez desde 2018 pero se mantiene por encima de 1,3 millones

Céntrica calle Paseo, donde se concentra gran parte de la actividad comercial. | // FERNANDO CASANOVA

Los servicios de recaudación del Concello de Ourense iniciaron el pasado 1 de septiembre el cobro voluntario del Impuesto de Actividades Económicas, IAE, y de la tasa por ocupación de la vía pública (vados). La gestión de ambos tributos completa el calendario fiscal anual y una vez cerrado el período voluntario, el próximo 31 de octubre, se iniciará la vía ejecutiva, en la que se aplicará recargo a aquellos que hayan demorado el pago.

Ambos tributos suman unos ingresos para la administración de 1,57 millones de euros, aunque no toda la cuantía se incorpora a las arcas municipales. Una parte, concretamente 374.729 euros, corresponden al recargo provincial por el IAE, que se deriva a la Diputación.

El Impuesto de Actividades Económicas es el que pagan las empresas que facturan más de un millón de euros y el padrón de este año, marcado por los efectos de la pandemia, refleja una ligera caída de los ingresos que percibe el Concello con cargo a las empresas instaladas en el municipio. Además, es la primera vez desde 2018 que la curva se contrae. La bajada es muy pequeña, del 0,4%, respecto a 2020, y se mantiene todavía por encima de 1,3 millones de euros.

El importe total previsto asciende a 1.356.961 euros, 6.200 euros menos que en 2020, cuando el padrón contemplaba una recaudación de 1.363.161 euros. La diferencia más importante se percibe en el número de recibos con cuota, que crece respecto al ejercicio anterior.

Tal y como recoge la ordenanza reguladora del IAE, solo tributan las empresas que facturan más de un millón de euros anuales. Este año se han emitido un total de 18.825 recibos, pero solo 1.170, 20 más que el pasado ejercicio, tienen cuota, lo que representa el 6,2% del total.

Esta cifra no se corresponde con el número de empresas que facturan más de un millón, ya que una misma entidad puede generar varios recibos si tiene más de una sede en la ciudad. Es el caso de las cadenas de supermercados, las sucursales bancarias o las grandes firmas textiles. El importe del recibo es variable y se fija en función de seis coeficientes de ponderación a partir de la cifra de negocio y de la ubicación del local. La cuantía media por recibo es de 1.159 euros.

Exentos

Según recoge la ordenanza que regula la recaudación del IAE, están exentos de este tributo los organismos públicos de investigación y establecimientos de enseñanza, las asociaciones o fundaciones de disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales, así como las entidades sin fines lucrativos como fundaciones, asociaciones declaradas de utilidad pública y entidades religiosas.

Recaudación por vados

En lo que respecta a la recaudación por la reserva de espacios en la vía pública, el montante apenas se ve modificado de un año para otro. En 2020 se tramitaron 3.198 recibos y ese año 3.200, solo dos más. El importe total es prácticamente el mismo, 218.729 euros, según los cálculos realizados por el servicio de Recaudación.

Compartir el artículo

stats