Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bomberos forestales piden mejoras laborales en Ourense

Casi 200 agentes protestaron ayer por la cobertura de sus puestos

Protestas de trabajadores del SPIF delante de la jefatura de Medio Rural en Ourense. | // I. OSORIO

Cerca de 200 trabajadores del Servicio de Prevención de Incendios Forestais (SPIF) se concentraron ayer en la jefatura territorial de Medio Rural en Ourense para reclamar la ampliación del tiempo de trabajo de las plazas fijas discontinuas hasta los 12 meses, la cobertura de los puestos vacantes, y el mantenimiento y renovación de las adscripciones temporales. “Queremos negociar as nosas condicións laborais”, “Prazas libres nunca máis” y “A Xunta non negocia e privatiza, gritaban en la primera de unas protestas que continuarán los próximos días en otras provincias.

Los comités de empresa de la Consellería do Medio Rural denuncian la “gravísima” precariedad laboral e inseguridad jurídica que padecen estos trabajadores. El hecho de que los alrededor de 1000 empleados públicos pertenecientes al SPIF sean contratados únicamente durante seis meses al año “atenta directamente contra la profesionalización del dispositivo, impide alcanzar los objetivos de prevención de incendios forestales y reduce la operatividad de un servicio público de emergencias esencial para la defensa de los intereses de todos los gallegos”.

También critican que la Xunta olvide a más de 600 trabajadores fijos discontinuos de nueve meses, que tras más de 12 años siguen esperando por la ampliación del tiempo de sus contratos. De hecho, advierten que ahora en pleno período de alto riesgo de incendios son numerosas las plazas vacantes sin cubrir, “lo que añadido a la no cobertura de incapacidades temporales, permisos o licencias sigue provocando una diminución de la capacidad de respuesta del dispositivo”.

Las movilizaciones continúan hoy en Lugo, mientras que el personal de Pontevedra y de A Coruña hará una conjunta el jueves ante la Consellería do Medio Rural en Santiago.

Compartir el artículo

stats