Un triste suceso tuvo lugar en la mañana de ayer –en el centro de la ciudad– en pleno bullicio matutino. Alrededor de las 11.00 horas, en la entrada de la glorieta de la calle Mestre Vide –a la altura de donde se encuentra la comisaría de la Policía Nacional– una mujer falleció en plena calle tras sentirse indispuesta.

Según informaron fuentes oficiales a este periódico, la señora tenía más de setenta años y viajaba en un vehículo con su marido cuando empezó a encontrarse muy mal. El matrimonio venía desde Monforte de Lemos e iba dirección Vigo cuando en medio del trayecto ocurrió la desgracia.

Algunos testigos vieron cómo el turismo se detuvo, arrimándose a la acera, y la mujer salió del mismo para vomitar. Al poco tiempo se desplomó y comenzó a perder gran cantidad de sangre.

Actuación policial

En un primer momento fueron varios agentes de la policía los que intentaron reanimarla ante la emergencia de atención sanitaria que requería la situación, pero nada pudieron hacer por salvarle la vida. Ni siquiera consiguieron estabilizarla a la espera de que llegase la ambulancia medicalizada que ya se había solicitado.

Cuando los sanitarios consiguieron personarse en el lugar desde el que recibieron el aviso, lamentablemente, no pudieron hacer más que certificar el fallecimiento de la mujer y consolar a su marido.

La zona fue acordonada y se esperó a que el forense se trasladase hasta allí y pudiera ordenar el levantamiento del cuerpo.

Conmocionados

Tanto los agentes de policía como el personal de la ambulancia que intentaron salvarle la vida con ejercicios de reanimación se encontraban conmocionados tras lo sucedido.

Se investiga ahora qué pudo ocurrirle a la víctima porque –según indican algunas fuentes oficiales– ya se había encontrado indispuesta esa misma mañana y había acudido, en un primer momento, al servicio de Urgencias en el municipio lucense para recibir atención sanitaria.