Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis mil mayores de residencias, preparados ya para recibir la tercera dosis

Los residentes de Las Salinas, en Cudeiro, esperan la llegada de la tercera dosis de la vacuna. Fernando Casanova

La ourensana Josefa Pérez, de 89 años y residente desde 2009 en el geriátrico catalán de l’Hospitalet, ya tiene la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19. Es la usuaria de residencias de mayores de España que siempre ha ido por delante en el proceso de inmunización. Fue la primera en recibir la primera dosis, la primera en pincharse la segunda y ayer se convirtió en la primera en recibir la de refuerzo. En su Ourense natal, alrededor de seis mil mayores de 140 residencias repartidas por toda la provincia, esperan ya por ese tercer pinchazo, aprobado este jueves por la Comisión de Salud Pública, en la que se integran todas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad.

“Nos han dicho que la van a poner ya, así que me imagino que será a partir de la semana que viene”, señala Ángeles Fernández, directora del centro de mayores Las Salinas, de Cudeiro. Esta residencia tuvo un brote de COVID-19 en la segunda ola por lo que se ha enfrentado cara a cara con el virus. “Todas las precauciones son pocas”, sostiene, deseosa de que los equipos especiales de vacunación “vengan cuanto antes”.

Trabajadoras de la residencia Las Salinas, de Cudeiro. Fernando Casanova

El impacto de la inmunización en estos centros sociosanitarios es evidente, destacan desde la Fundación San Rosendo, que gestiona una parte importante de las residencias de la provincia. Aunque ocasionalmente surge algún brote, son focos “muy controlados”, y en un alto porcentaje con síntomas leves. En la actualidad hay 63 casos activos por COVID-19 en residencias de mayores de Galicia, y tres están en Ourense, en la residencia de O Bolo. “Hicimos un cribado este jueves y no salió ningún positivo más”, destaca San Rosendo. Además, los tres usuarios contagiados se encuentran bien y su evolución es favorable.

198 fallecidos, el 45% de las víctimas mortales en Ourense

Nada que ver con lo que vivieron estos centros en las primeras fases de la pandemia. La población mayor resultó ser la más vulnerable al virus y las residencias fueron las más castigadas. Desde marzo de 2020, fallecieron en la provincia de Ourense 198 mayores que vivían en alguno de estos centros, el 45% de las 440 víctimas mortales por coronavirus, casi la mitad.

La dosis de refuerzo será, por lo tanto, muy bien recibida. “Nos da un poco más de tranquilidad”, destaca Ángeles Fernández, que confía en que los trabajadores “seamos los siguientes” y recuerda que la plantilla se somete a dos pruebas de control (antígenos y saliva) cada semana.

Usuarios de Las Salinas, en Cudeiro, en una de las zonas comunes del centro. Fernando Casanova

También en la Fundación San Rosendo están “a la expectativa de qué va a pasar con los profesionales. El personal entra y sale de los centros y sería interesante que también les pongan la dosis de refuerzo”. Lo mismo ocurre con las personas con discapacidad, que en la primera campaña se vacunaron después de los mayores, pero sobre los que no se ha comunicado todavía ninguna decisión.

Con todo, desde la fundación ven la tercera dosis un paso muy positivo: “Nos tranquiliza mucho, a los trabajadores, a los usuarios y a las familias; así que si puede ser mañana mismo, mejor”.

Sin casos en toda la pandemia

La residencia de mayores Xardín da Rabeda, en San Cibrao das Viñas, se mantiene inmune al COVID-19. El virus no entró en ningún momento de la pandemia en este centro ni afectó a ninguno de sus trabajadores. Fue una de las primeras en recibir a los equipos de vacunación cuando arrancó la campaña en enero, pero su directora, Nuria Fernández, todavía no ha recibido ninguna comunicación sobre la dosis de refuerzo. “No sé si es necesaria o no, pero si dicen que hay que ponerla la pondremos”. En cualquier caso, servirá para reforzar la seguridad en un centro que le ha ganado la batalla al virus. “Toco madera; pero es verdad que estamos muy contentos. Hemos tenido suerte pero también mucho trabajo porque en ningún momento interrumpimos las actividades para que estuviesen siempre entretenidos en momentos que fueron muy duros”, recuerda.

Este menor recibió ayer la vacuna en el punto instalado en Expourense. | // FERNANDO CASANOVA

276 casos activos en la provincia y 15 hospitalizados

El área sanitaria sigue restando casos activos en su balance epidemiológico diario. Este viernes amaneció con 276 positivos en coronavirus, 23 menos que la jornada anterior. Tras dos días con un repunte en los nuevo contagios (atenuados por las altas), ayer solo se confirmaron siete positivos por prueba diagnóstica. La ciudad de Ourense concentra el mayor volumen de casos activos: 117 ayer, seguida de A Pobra de Trives y O Barco, con 18 cada una. En O Carballiño son 14 y en Verín 13. El resto de los concellos tienen menos de 10 y ya son 54 los que están libres del virus.

En los últimos días también se ha visto reducida la carga asistencial. Ayer había 15 pacientes ingresados, todos ellos en el Hospital Universitario de Ourense. Diez combaten la enfermedad en planta y cinco presentan cuadros graves y se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos. Entretanto, el Sergas mantiene activa su campaña de captación de personas pendientes de vacunar. Ayer instaló puntos sin cita en Expourense y los hospitales de O Barco y Verín.


Compartir el artículo

stats