La Guardia Civil de Celanova detuvo, recientemente, a un hombre residente en Os Blancos y de 43 años de edad como supuesto autor de dos delitos: uno de tráfico de drogas y otro de defraudación del fluido eléctrico.

Al parecer, y según informan fuentes oficiales, el individuo cultivaba marihuana en una vivienda que tenía alquilada en Buxán (en el municipio de Bande). En su interior, al realizar la detención los agentes del grupo Roca –centrado en la vigilancia del rural– se encontraron un total de 118 plantas que fueron aprehendidas por la Guardia Civil.

El hombre tenía la luz conectada directamente a la red eléctrica, puenteando el contador, y con ello conseguía que proliferase la plantación en el interior. Además de los maceteros con las plantas, se encontraron diversos materiales para el cultivo y el tratamiento de las mismas que también fueron requisados por los agentes.

Incendio por imprudencia

Por otro lado, la Guardia Civil de O Barco tomó declaración a un vecino de O Barco por un supuesto delito de incendio forestal por imprudencia que tuvo lugar el 6 de septiembre en Entona.

Se cree que las llamas se originaron después de que el hombre desbrozara una zona con su tractor y el fuego afectó a un total de 0,3 hectáreas arboladas y 2,7 desarrolladas.