La cirujana ourensana Marta Maes Carballo, adjunta en el CHUO y en el hospital comarcal de Verín ha realizado una investigación sobre como la toma de decisiones compartida entre paciente y médico mejora la calidad del proceso asistencial contra el cáncer de mama.

Durante su tesis, con Mención Internacional, defendida en la Universidad de Granada donde ha realizado el doctorado, se ha puesto de manifiesto que “la relación médico-paciente ha seguido tradicionalmente un modelo paternalista en el que los pacientes acataban dócilmente las decisiones del médico”. Actualmente, explica la cirujana, “los pacientes tienen acceso a multitud de información y se aconseja un modelo deliberativo basado en la toma de decisiones compartidas, un modelo en el que el enfermo y el profesional sanitario comparten la mejor evidencia disponible sobre un tema y el paciente es ayudado a considerar opciones y decidir según sus propias preferencias y valores”.

En el caso del cáncer de mama, en el que se centra la tesis, adquiere especial trascendencia el modelo de la toma de decisiones compartidas. “Si realmente deseamos que el paciente sea el núcleo central en nuestro sistema sanitario, que participe y se responsabilice de su propia salud necesitamos formar a los profesionales y proporcionarles los recursos necesarios para que pongan en práctica lo que, de forma unánime, se reconoce como un derecho del paciente incluso reconocido por la ley en algunos países. De eso se trata la humanización de la medicina”, resalta.

Para simplificarlo, Maes explica que “el mismo cáncer en dos mujeres, una de 50 años y otra de 80 años no tiene por qué tener el mismo tratamiento, en principio puede parecer que a la de 50 no le recomendarías una mastectomía pero tienes que conocer su historia. Imagina que vive en A Gudiña o en O Barco y tiene una persona dependiente de ella, no puede trasladarse tantas veces por semana como debería hasta Ourense para recibir radioterapia, igual en su caso ella elige la mastectomía y va a estar más satisfecha porque se le ha escuchado, ahí entra la mejora en el proceso asistencial”.

Mención Internacional

La tesis cuenta con mención internacional tras haber realizado una estancia tres meses en el Centre for Neuroscience and Trauma en The Blizard Institute y una pasantía en el departamento de cirugía del Royal London Hospital.

Además la doctora compaginó el desarrollo de la investigación con su trabajo como cirujana siendo residente en el Hospital Santa Ana de Motril y adjunta en el CHUO y en el hospital comarcal de Verín.