La Xunta de Galicia financiará 28 talleres duales de empleo en la provincia de Ourense, un 75% más que la convocatoria anterior en la que solo fueron 16. Se desarrollarán en 82 municipios, lo que supone un 89% del total de concellos y un 60% más de beneficiados con el año anterior, 51, y supondrán la contratación de 552 personas, un 76% más, entre alumnos-trabajadores, personal de dirección, administración y monitores frente a los 313 de la edición anterior. La inversión es de 9.671.709 euros, casi un 80% de incremento respecto a los 5,4 millones.

En esta ocasión se primarán programas que incluyan formación forestal (Castro Caldelas, Chandrexa de Queixa y Melón), cualificación en conservación, reforma y puesta en valor de las rutas de peregrinación delimitadas del Camiño de Santiago (San Cristovo de Cea y Xinzo de Limia), los que tengan por objeto actuaciones enmarcadas en proyectos de Aldeas Modelo dirigidas a la recuperación de la capacidad agronómica del perímetro del proyecto y a la rehabilitación y recuperación arquitectónica y urbanística (Pereiro de Aguiar), y los programas promovidos por concellos que tengan todo o parte de su término municipal incluido en áreas declaradas Reservas de la Biosfera (Bande).

El delegado territorial en Ourense, Gabriel Alén, atribuye este aumento al esfuerzo de la Xunta en la ampliación del esfuerzo dedicado a la convocatoria de ayudas de los talleres duales empleo para 2021-2022 que se incrementa en un 48%, lo que son más de 11 millones de euros con el afán de poder resolver el 100% de las solicitudes presentadas. Así, el programa cuenta con 34,2 millones con la previsión de poder ofrecer formación y un contrato de trabajo a casi 1.900 personas sin empleo y poder implementar 94 talleres en todo Galicia.

Explicó que las personas desempleadas que participen en estos programas, que desarrollan los concellos, mancomunidades y entidades sin ánimo de lucro del sector forestal, pueden acceder a lo largo de 9 meses a una formación de calidad con opción a obtener un certificado de profesionalidad y a un contrato de trabajo. Y al terminar, los alumnos tienen la opción de trabajar en una empresa del entorno por un mínimo de tres meses con un contrato a jornada completa. Para este fin, a Xunta concede incentivos a la contratación.

Para acceder a estos talleres tendrán prioridad las personas que tengan especiales dificultades de inserción laboral como las personas emigrantes retornadas, mujeres, víctimas de violencia de género, personas que agotaron las prestaciones y subsidios por desempleo, parados de larga duración, mayores de 45 años, las personas que carecen de títulos universitarios y de FP de grado superior, excepto para los certificados de profesionalidad de nivel de cualificación 3 en los que se requiere una mayor formación, y personas con discapacidad, entre otros.